13 mar. 2016

La inspección in situ que realizó una comisión del Legislativo para verificar tres perforadoras compradas por YPFB a la empresa CAMC terminó este sábado. Dos diputados del MAS se declararon satisfechos con lo que vieron, mientras que el opositor Wilson Santamaría anticipó que se pedirá más documentación sobre una multa que se descubrió en el trabajo en el campo.

Los asambleístas estuvieron desde el viernes en el departamento de Santa Cruz, donde actualmente están operando las tres perforadoras, adquiridas a la compañía sospechada de tráfico de influencias, porque su gerente comercial era Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales.  

Durante la primera jornada de trabajo, verificaron un taladro de 1.000 caballos de fuerza (HP) en el campo Boquerón y la perforadora de 2.000 HP en el campo Dorado. Este sábado continuaron su trabajo en el taladro de 1.500 HP en el campo Itaguazurenda.
“Las tres perforadoras estaba funcionando sin mayor inconveniente y en las tres no han presentado ningún desperfecto desde la entrega provisional hasta la entrega definitiva”, dijo el diputado oficialista Javier Zabaleta.
Actualidad en BoliviaSu colega de bancada Víctor Borda subrayó que es una “verdad irrefutable” el hecho de que las perforadoras están cumpliendo su trabajo. “Están en perfecto estado de funcionamiento”, acotó.

Ambos legisladores del MAS aseguraron que no tienen en absoluto observaciones sobre las perforadoras y destacaron que todo el personal que opera las perforadoras es boliviano. 

Costo de los taladros
El de 2.000 HP costó 22,8 millones de dólares, la de 1.500 HP tuvo en precio de 18,8 millones y la tercera de 1.000 HP valió 18,3 millones.

Según YPFB, los taladros de 1.500 HP y 2.000 HP ya están trabajando pozos desde 2015, mientras que el equipo restante recién entró en operación en febrero de este año.  

De parte de la oposición, el diputado Santamaría calificó de “irresponsable” emitir criterios sobre el funcionamiento de los taladros cuando no se es un especialista en tema petrolero.
“No sé si ellos (los oficialistas) son ingenieros petroleros. Los gerentes, el propio presidente de YPFB han hecho explicaciones muy razonables sobre el funcionamiento y estado de los equipos, pero yo no soy ingeniero  para emitir algún criterio”, sostuvo.
Santamaría recordó que la investigación, como la enfoca la oposición, no busca verificar la operación de los taladros, sino si hubo tráfico de influencias en los contratos. En este sentido, manifestó que no sabe cuán útiles pueden ser estas inspecciones.

La otra multa
En días anteriores se supo que YPFB sancionó con 4,4 millones de dólares a CAMC porque en 2014 entregó perforadoras con observaciones en el equipo complementario. Sin embargo, durante la inspección se reveló que está corriendo otra multa contra la empresa china por falta de entrega de repuestos y accesorios del taladro de 1.000 HP.

Santamaría anunció que la oposición pedirá a YPFB que envíe los documentos correspondientes a esta multa. “Vamos a requerir que se complete la documentación para conocer en detalle en la vía formal”, manifestó.

La multa hasta el momento suma unos 300 mil dólares. Zabaleta indicó que la sanción sigue corriendo y que se estima que los accesorios faltantes se entregarán en las próximas semanas.

Borda agregó que aún Bolivia no pagó el 20% del contrato por este taladro, porque aún no se consumó la entrega definitiva.// Erbol

___
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top