26 mar. 2016

Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, denunció que es prisionera política, afirmó su abogado Eduardo León, uno de sus defensores.

León afirmó que su cliente fue cambiada de cárcel debido a que acusó al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana,   de "organizarlo todo”, aunque sin explicar a qué se refería.

"Ella es una prisionera política porque mediante una orden política está ella acá (en  el penal de Miraflores). Ella me ha pedido que lo diga así: la responsabilidad viene del Ministro de la Presidencia”, informó Eduardo León, luego de visitar a su cliente en el recinto ayer.

El miércoles 23 de marzo, al concluir su audiencia de apelación, indicó que "todo lo organizó” Quintana y que pronto se sabrá la verdad. Al día siguiente, la Dirección General de Régimen Penitenciario dispuso su  traslado con el argumento de que la  conducta y permanencia de Zapata "atenta contra la pacífica convivencia de la población penitenciaria” de Obrajes.
Actualidad en BoliviaLeón dijo que hay una intención  de llevarla al último lugar del país para que no se sepa la verdad de los hechos. "Después de esto la van a querer llevar a los penales de Oruro o Potosí”. 

La expareja del Primer Mandatario está acusada de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y  uso indebido de influencias en grado de complicidad por una denuncia del Ministerio de Transparencia y el Ministerio Público amplió la denuncia a cuatro delitos más.

    La defensa de Zapata dijo que  los apoderados del Ministerio de la Presidencia indicaron que el delito de uso indebido de influencias en grado de complicidad  no se  atribuye a su cliente con la exdirectora de Gestión Social, Cristina Choque, y el chofer Jimmy Morales, "sino con otro funcionario público de alto rango”.

 El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, informó que se convocará a Quintana. Los fiscales que investigan el caso determinarán la hora, la fecha y en qué condición  se presentará.

Más vigilada
 Pilar Guzmán, tía de Zapata, indicó que el penal de Miraflores es más restringido porque el día del traslado de su sobrina los policías sólo le permitieron dejar un pantalón, dos buzos, dos poleras, un juego de sábanas y champú.
 "No me permitieron entregarle el termo con agua, ni la pasta dental, me dijeron sólo deje el cepillo, tuve que llevarme las demás cosas” , contó.
 Asimismo, dijo que al momento de conversar con su sobrina una policía se acercó a escuchar la  conversación. Unos minutos después Zapata le pidió que se retirara. "Se fue unos pasos más allá, nada más”, agregó.

  León contó que ayer los efectivos policiales, al momento de la revisión, le pidieron incluso que se saque los calzados.
 La defensa pide  respuesta a las cartas
 Complicidad    El abogado Eduardo León informó que hasta la fecha no tuvieron una respuesta a la carta enviada al alto comisionado de las  Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot. Pidió que no actúe como cómplice del  Gobierno. También pidió una respuesta del Defensor del Pueblo.

 Demandas  La defensa de Gabriela Zapata dijo que analizan  llevar el caso ante el papa Francisco en busca de solidaridad.

Visitas  Según reporte administrativo del Ministerio de la Presidencia, Gabriela Zapata, en el tiempo que lleva  como detenida, recibió 140 visitas.// Página Siete
___

Defensa de Zapata denunciará su caso ante el papa Francisco

Eduardo León, abogado de Gabriela Zapata, informó que se está preparando los elementos necesarios para plantear demandas internacionales respecto a los abusos que estaría sufriendo la expareja de Evo Morales. Incluso, dijo que una posibilidad es llevar el caso ante el papa Francisco en busca de solidaridad.

"Estamos acumulando documentos y vamos a procurar trabajar una solicitud a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Si es que en Bolivia nadie nos escucha, tenemos que acudir ante organismos internacionales, incluso si hay que acudir al papa Francisco lo vamos a hacer porque aquí se está haciendo una verdadero abuso de poder contra una mujer", dijo el jurista.

León aseveró que los atropellos contra Zapata van desde su detención, por una orden del Órgano Ejecutivo, hasta su reciente traslado de cárcel que a su juicio implica una represalia por haber involucrado al ministro Juan Ramón Quintana en su caso.

Indicó que primero la defensa de Zapata agotará las instancias nacionales de justicia. Anunció que se presentará una nueva acción de libertad y que esperará una decisión del Tribunal Constitucional.

Asimismo, el abogado pidió al representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia, Dennis Racicot, que actúe respecto a la carta que le envió Gabriela pidiendo ayuda.
"¿Qué quiere el señor Racicot, que se la cuelgue en un lugar público para dar una respuesta a una carta de una madre desesperada?", cuestionó.
TEMOR DE ZAPATA
Gabriela Zapata teme que la Defensoría de la Niñez le quite a la hija de cuatro años que tiene con una pareja distinta al presidente, según León.
"El temor de la señora Gabriela Zapata en este momento es que le han comunicado que la Defensoría pretendería intervenir para poder arrebatar a su niña", manifestó el letrado.
León indicó que las autoridades, para quitarle a su hija, podrían usar el argumento de que Zapata al estar en la cárcel no puede cuidarla. (Erbol)
___

Guerrero presentará querella por “vulnerar privacidad”

El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, anunció que éste lunes presentará una querella penal contra el excandidato a alcalde de Sucre, Luis Ayllón, quien habría “vulnerado su privacidad” denunciando que se negaba a dar asistencia familiar a su hijo. 

El pasado martes, Ayllón reveló que en 2004 Guerrero tuvo un hijo fuera de su matrimonio a quien reconoció recién en 2014; luego la madre del menor inició una demanda legal contra la autoridad y una juez familiar dispuso que el Fiscal General pase pensiones para su hijo.

Guerrero fue duramente criticado en los últimos días por el manejo que realizó del caso de Gabriela Zapata. La oposición lo acusa de haber omitido información sobre la exnovia del Presidente, para favorecer al Primer Mandatario. También ha sido criticado por haber demorado nueve años en reconocer a su hijo y pagar una pensión familiar.

La autoridad sostuvo que las acusaciones en su contra son mentiras que vienen de personas que “no tienen la mínima moral para hablar” y pretenden descalificar su trabajo irrumpiendo en la privacidad de su entorno familiar.

Guerrero mencionó que las denuncias corresponden a ataques cobardes que solo tienen intereses personales y partidarios.


“Yo soy un buen padre de familia lo que quieren es menoscabar mi integridad, el trabajo que estamos desarrollando al frente del Ministerio Publico”, agregó.// El Diario
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top