23 mar. 2016

La planta de Sales de Potasio, la hidroeléctrica Misicuni, la ferrovía Montero-Bulo Bulo y el ingenio azucarero San Buenaventura, adjudicados a Camce, son financiados con recursos propios y no con préstamos chinos.

El expresidente Jorge Quiroga dijo que esto muestra que hubo tráfico de influencias en la adjudicación pues no había condicionamiento de tipo crediticio.

Las cuatro obras son parte de la investigación que realiza una comisión de la Asamblea Legislativa para determinar si hubo tráfico de influencias en la adjudicación directa a la empresa china Camce, donde trabajaba como gerente comercial Gabriela Zapata, la expareja del presidente Evo Morales.

Citado por Erbol, Quiroga dijo ayer en La Paz que “no había condición para dar todo a Camce”, en alusión a que el Gobierno aseguró en reiteradas oportunidades que se vio obligado a contratar a Camce porque el crédito chino venía atado a esa condición.
Actualidad en BoliviaAñadió que el Gobierno se obligó a contratar a Camce a pesar de que los recursos no eran chinos, sino dinero de los bolivianos.
“Ese es el meollo del problema. Nadie ha dicho que las obras son fantasmas para viajar en inspección y mostrar taladros funcionando, sino que hay una sindicación y presunciones de adjudicación por 500 millones de dólares a una empresa china con plata boliviana, donde trabajó la expareja del Presidente”, manifestó.
La ferrovía Bulo Bulo – Montero, que está en proceso de ejecución, tiene un costo de 103 millones de dólares que fueron financiados por el Tesoro General de la Nación (TGN).

El Ministerio de Obras Públicas rescindió el contrato para el tramo I con la empresa Camce y ejecutó sus boletas de garantía por un monto de 23 millones de dólares 

En tanto, la planta de Sales de Potasio de Uyuni que fue adjudicada a Camce bajo la modalidad de contratación directa, tiene un costo de 176 millones de dólares financiados por el TGN.

El ingenio de San Buenaventura alcanzó un costo de 166 millones de dólares que fueron financiados con recursos propios provenientes de un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB).

La hidroeléctrica Misicuni, que a la fecha alcanzó un costo de 59,2 millones de dólares y es ejecutada por la empresa china Camce, fue financiada por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), del Banco Central de Bolivia (BCB) y con recursos propios.

Quiroga observó el papel distractivo de la comisión de la Asamblea Legislativa y planteó reorientar ese trabajo para investigar el tráfico de influencias convocando  a los ministros que adjudicaron los contratos, a Gabriela Zapata en su calidad de exgerente de la Camce y a los representantes legales de la empresa china.

OTROS CONTRATOS
Entre otros proyectos que fueron adjudicados a Camce figuran la adquisición de taladros de perforación por parte de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la compra de una cisterna por la Gobernación de La Paz.

La comisión que investiga el supuesto caso de corrupción con la empresa china realizó la inspección en campo a los taladros y la planta de Sales de Potasio.// Los Tiempos
___

Cancillería no visó papeles de Camce

Ninguno de los documentos que presentó la empresa china Camc Engeenering (Camce) Bolivia Branch, investigada por presunto tráfico de influencias, para construir la represa de Misicuni pasó para su revisión por la Cancillería General del Estado.

La aseveración fue hecha por la asambleísta Lizeth Beramendi, que revisa los documentos de la contratación de Camce por 59 millones de dólares.

Camce se adjudicó tres de los cuatro paquetes de Misicuni tras la resolución del contrato con el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, procesado por la conformación de consorcios ficticios.  

Beramendi explicó que ninguno de los documentos tiene sellos de Cancillería que avalen su legalidad tras revisar las 21 carpetas que la Empresa Misicuni le envío, luego, de largas gestiones.

“Queremos saber cómo Misicuni comprobó la legalidad de los documentos escritos en chino que presentó Camce (…) Si, Misicuni, tiene algún experto en chino”, porque los papeles no están traducidos al castellano, indicó.    

“Esperamos encontrar los contratos, boletas de garantía y el respaldo de la Cancillería”, dijo.

El presidente de la Asociación de Ingenieros Eméritos de Cochabamba, Gonzalo Maldonado, señaló que cuando se hace una licitación internacional los documentados presentados por extranjeros deben estar visados por Cancillería de su país. Luego, deben volver a ser revisados por la Cancillería en Bolivia.
“Si esa documentación no está así, entonces no es real, no es legal y verdadera. Si no hay esa información nosotros ponemos en duda que  Camce haya cumplido los requisitos”, manifestó.
Maldonado dijo que otro aspecto que llama la atención es que David Rocha fue designado , el 13 de mayo del 2014, como miembro de la comisión calificadora por el gerente de Misicuni, Leonardo Anaya, pero renunció el 11 de julio por motivos personales. “Esto llama la atención, por qué renuncia y por qué otro funcionario acepta esta responsabilidad al final”, indicó.

Los Tiempos buscó la versión de Misicuni, pero el gerente dijo que no daría declaraciones.

USO DE MAQUINARIA
El asambleísta Mario Orellana remarcó que la empresa china Camc Engeenering (Camce) Bolivia Branch no podía utilizar la maquinaria del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni para construir la presa.
Aseguró que Misicuni no puede solicitar la maquinaria para beneficiar a la constructora china y calificó el acto de “irregular” porque vulnera varias normas.

El fiscal de la Aduana Regional, Carlos Luján, informó que Camce utilizó maquinaria decomisada para retomar la construcción de la represa sin pagar alquileres, porque el equipo ingresó al país sólo para ser usado en la presa.

LA EMPRESA MISICUNI NO PERMITE INGRESO A BIBLIOTECA
Los Tiempos solicitó por escrito, el 22 de febrero, el Documento Base de Contratación que presentó la empresa china Camc Engeenering (Camce) Bolivia Branchs para adjudicarse la continuidad de las obras en la represa; además, de los tres contratos suscritos por 59 millones de dólares.

El presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, respondió al pedido con otra carta, el 14 de marzo. Señaló que el medio podía acceder a toda esta documentación en la biblioteca de la empresa.

Una periodista de este medio se presentó el 21 de marzo en Misicuni para acceder a la documentación requerida en la biblioteca. Pero, el gerente administrativo, Andrés Palacios, restringió el ingreso al recinto, porque no se encontraba el gerente Leonardo Anaya para autorizar la revisión y pidió volver al día siguiente.

Los Tiempos retornó el 22 de marzo y tampoco pudo entrar a la biblioteca. El mismo funcionario insinuó que la autorización del presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, no era suficiente y necesitaba el permiso de Anaya. Pero, éste estaba en una reunión y no se lo podía interrumpir, en las dos ocasiones que la periodista fue a la empresa.  


“Necesito confirmar con el gerente, antes ya tuve problemas por brindar información sin autorización”, dijo. Finalmente, el funcionario manifestó que hoy podríamos volver para solicitar la autorización de Leonardo Anaya.// Los Tiempos
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top