27 abr. 2016

El Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron un incremento al sueldo básico de 6% y de  9% al Salario Mínimo Nacional (SMN), que ahora será de 1.805 bolivianos.

"Hemos acordado, gracias a la comprensión de los trabajadores, que el incremento al salario básico para este año será del 6%  y acabamos de consensuar que el incremento este año al salario mínimo nacional será de 9%”, informó el presidente del Estado, Evo Morales.

Según el Primer Mandatario, los sectores sociales han entendido la situación del país y los problemas que se tienen con la caída del precio del petróleo.

El SMN, que hasta el año pasado era de 1.656 bolivianos, ahora subirá a 1.805 bolivianos con el ajuste del 9%.

Salarios en BoliviaPor tanto,  en el país ningún trabajador puede percibir un ingreso inferior y el monto también sirve para el cálculo de subsidios y otros beneficios laborales vigentes.

Con el 6% de aumento al salario básico, el Gobierno busca compensar la pérdida del poder adquisitivo generado por la inflación,  que el año pasado  llegó al  2,95%.

Los incrementos salariales  más bajos llegaron  a 5% en las gestiones 2006 y 2010, y el  nivel más alto se presentó en  2009, cuando se autorizó un 12%.

Morales señaló que el deseo del Gobierno es acelerar la inversión para garantizar el crecimiento económico del país.

"En los últimos días, comentaristas internacionales en temas de finanzas, de inversión, reconocen que Bolivia está bien económicamente y quisiéramos acelerar estas inversiones. Quedamos en reunirnos  para ver dónde haremos inversiones, nuevas empresas públicas, de dónde podemos generar más divisas”, explicó.

Añadió que uno de los pedidos de la COB  es que se adecúe la Ley General del Trabajo a la Constitución Política del Estado

El secretario ejecutivo de la COB, Guido Mitma, sostuvo que los trabajadores aceptaron  el 6% de mejora al básico y 1.805 de SMN para precautelar  la  estabilidad laboral y fuentes de  empleo de los obreros. 

"Consideramos que (el tema)  no sólo debe quedar ahí, el tema de las nacionalizaciones, el aparato productivo, generación de nuevas fuentes de trabajo, debe ser implementado lo más antes posible en cumplimiento a la Agenda Patriótica 2025 y a las resoluciones que se aprobó en la cumbre de Cochabamba”, dijo.

Diferentes sectores empresariales adelantaron su rechazo al ajuste salarial.

Banco Central afirma que no  habrá impacto en la inflación

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, aseguró  que los incrementos salariales que aprueba el Órgano Ejecutivo, en coordinación con la Central Obrera Boliviana (COB), no afectan a la inflación en el país.

Esto,  porque el Instituto Emisor tiene el control de buena parte de la economía y puede absorber liquidez del mercado interno. "Todos los años se define el incremento salarial, a la masa salarial y se fija un incremento al salario mínimo y eso no afectó a la inflación, porque el BCB tiene la capacidad de absorber el excedente de liquidez”, dijo, según el reporte de ABI.

Remarcó que todos los ajustes salariales que se hicieron en los últimos años no tuvieron impacto en los precios.

Además, dijo que hasta el primer trimestre de este año el país presentó una inflación "muy favorable” de 1,13% y no hay impulso de inflación externa; es decir, "que no hay riesgo que la inflación se dispare”.

Para este año, en el presupuesto el Gobierno proyectó una inflación de 5,3%.

Empresariado rechaza el alza salarial

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) rechazó el incremento al salarió mínimo y básico acordado ayer por el Gobierno con la COB.

En un comunicado, la patronal expresó su "profundo malestar con los resultados de esta negociación bipartita” y advirtió que las decisiones asumidas   ponen en una muy delicada situación al aparato productivo.

"Estos incrementos representan para el aparato productivo formal, en la presente gestión, un importe de más de dos mil millones de bolivianos, que muchas empresas, en diferentes sectores y regiones, no están en condiciones de asumir”, afirma.

Según los empresarios privados, con este tipo de decisiones el Gobierno  vulnera nuevamente convenios internacionales ratificados por el Estado,  al marginar al sector empleador en la definición de los salarios mínimos (Convenios de la Organización Internacional del Trabajo 131 Sobre la fijación de salarios mínimos y No. 26 sobre métodos para la fijación de salarios mínimos).

La CEPB demandó  la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno, para tratar temas inherentes a la dinámica del sector  "a fin de evitar los efectos perniciosos que este incremento inconsulto generará en la dinámica del sector privado”.

Para la entidad, la obligación constitucional de  los  gobernantes  es la de diseñar políticas económicas y sociales sin arriesgar la base productiva del país, generadora de fuentes de empleo digno y formal y colaboradora de la independencia económica del país.

El comunicado de Confederación  remarca que "estas decisiones inconsultas (alza salarial) son de exclusiva responsabilidad de quienes las adoptaron, así como los efectos que se generen sobre la estabilidad laboral”.// Página Siete

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top