30 abr. 2016

"Yo trabajo desde hace cuatro años. Lavo los platos en el puesto de comida de mi vecina y estudio por las tardes. El dinero que gano es para ayudar a sostener a mi familia, porque el sueldo de mi mamá (trabajadora del hogar) no nos alcanza”, afirma Mario. Tiene 15 años y en retribución a su labor recibe 400 bolivianos al mes.

Su testimonio fue uno de los que se escucharon ayer en el Segundo Encuentro Plurinacional de Educación de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores, organizado por el Ministerio de Educación.  "No me avergüenza trabajar, contó el adolescente. Todos mis amigos y mis maestros saben que trabajo, pero  muchos profes no toleran los atrasos. Quisiera que consideren”.

Como Mario, en el país hay 34.000 estudiantes que trabajan, ganan un sueldo y estudian a la vez, reveló   el ministro de Educación, Roberto Aguilar. Precisó que el dato se obtuvo por primera vez a través del Registro Único de Estudiantes (RUDE).

Al inicio de gestión se  consultó a todos los escolares del país si trabajaban y si obtenían remuneración por ello. "34.000 dijeron que sí , vale decir que son el 1,22% de los 2,8 millones de colegiales  que registra el sistema educativo”, informó.

Niños trabajadores en BoliviaDe acuerdo a los datos del RUDE, hay   otro grupo de escolares que trabaja, pero  no recibe un salario. "Cuando uno considera el trabajo doméstico o el familiar se incorpora a otros 260.000 niños”, precisó Aguilar.

Según la representante de la  Unión de Niños y Niñas Adolescentes Trabajadores de Bolivia,  (UNATSBO), Lizeth Reina Castro,  en Bolivia hay más de 34.000 niños  trabajadores, pero estos no estudian. Pidió por ello que dé carnets a esta población para tener un dato real de este sector. "En nuestros registros tenemos a más de 800 mil”, afirmó.

El Ministro de Educación comentó que lo que se busca con el encuentro, que concluye hoy, es lograr la inclusión de todos los niños al sistema educativo.

En el pleno del evento consultó a un centenar de niños ¿quienes  están estudiando? Todos levantaron la mano. Este es uno de los temas  que queremos que se fortalezca, que tengan las condiciones adecuadas y que desarrollen sus estudios sin que los discriminen, maltraten o estigmaticen por su labor”, apuntó.

En Bolivia, el Código Niño, Niña, Adolescente -promulgado en junio de  2014- permite el trabajo infantil desde los 10 años.

Aguilar explicó que el Estado admitió esa situación  porque el trabajo infantil es una realidad en el país. "Si se negaría, se ocultaría esta realidad y sería esclavizante para los niños que deben seguir estudiando”, dijo.

Plan de  cuatro pilares

En el evento, los niños, niñas y adolescentes trabajadores  (NNATs) analizan, en mesas de trabajo, los cuatro puntos del plan de acción para operativizar el Programa de Atención Diferenciada para esta población.

El primer punto del plan consiste  en que los NNATs tengan una credencial para que así se identifique a estos niños en el ámbito educativo.

La segunda propuesta consiste en la   habilitación de la línea gratuita 800100050 para denuncias de discriminación y maltrato.

Asimismo, plantean  un programa de apoyo pedagógico y  becas de estudio para los menores trabajadores, informó  el jefe de la Unidad Intra e Intercultural del Ministerio de Educación, Wálter Gutiérrez.

Niños bolivianos  defenderán ante la OIT el trabajo infantil

Página Siete  / La Paz

Un grupo de niños trabajadores irá a Ginebra para defender  el trabajo infantil en Bolivia ante  la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La ley del Código Niña, Niño y Adolescente   admite el trabajo  desde los 10 años, pero la organización establece los 14 años como edad mínima.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, informó ayer que una delegación de niños viajará a  Ginebra para

explicar la norma que se  promulgó en 2014. En su opinión, la ley  busca proteger  a los menores que trabajan en Bolivia, pues determina que los niños que trabajan deben tener dos horas para el estudio. 

El código   establece que  los niños pueden trabajar a partir de los  10 años en el entorno familiar, y desde los 12 años para terceros. Bolivia figura entre los países que ratificaron el Convenio 138 de la OIT, que establece que la edad mínima de trabajo es 14 años.

"Tenemos que prepararnos de manera conjunta porque internacionalmente creen que (la ley) es lo peor que Bolivia hizo  para los niños trabajadores. Pero el trabajo infantil es una realidad que no podemos ocultar, más bien se quiere normar y velar por el bienestar de los niños que trabajan”, agregó el Ministro.

La coordinadora de la Unión de Niños Trabajadores de Bolivia (Unatsbo), Lizeth Castro,  afirmó que aún no se definió a los delegados que viajarán a Ginebra, pero  lo hará en estos días. "Para nosotros es un avance”. El viaje se realizará  con miras a la XV Conferencia Internacional del Trabajo, del 30 de mayo al 10 de junio.// Página Siete

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top