2 may. 2016

El representante del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Bruno Rojas, dio a conocer ayer que en la actualidad los derechos laborales y la estabilidad de las fuentes de trabajo en el país están debilitados y subordinados.

De acuerdo con el experto de dicha entidad, muchos son los factores que en los últimos años han incidido para que varias de las reivindicaciones de los trabajadores no estén garantizadas, además se desconoce que existen una cantidad de normas y decretos en favor de los trabajadores, por lo que, en los últimos diez años de permanencia del actual Gobierno, ha sido una lucha laboral permanente, traducida en movilizaciones, huelgas, paros y otros en demanda del respeto de sus derechos laborales.

“Por ejemplo, en estas reivindicaciones hablamos del cumplimiento del pago de salarios, derecho básico, retraso de los mismos, la estabilidad laboral y los despidos que en estos dos últimos años se fue dando con más fuerza en todo el país y, de la misma forma, se vino luchando por el respeto al fuero sindical y colectivo, como el derecho a la huelga, las declaratorias de comisión y sobre todo el reconocimiento de los sindicatos”, manifestó Rojas.

SINDICATOS DEBILITADOS

Por otro lado, se tendría conocimiento de los sindicatos debilitados, debido a que gran parte de los mismos sobre todo las matrices estarían subordinados al partido en función de gobierno, actitud que ha hecho en los últimos años que no se pueda hacer cumplir con las verdaderas demandas y las conquistas de los derechos laborales.

Economía en BoliviaOtro de los problemas que se ha identificado en estos problemas es la flexibilización laboral, que se heredó desde el año 1985, con el decreto 21060, medida que en la actualidad sigue en plena vigencia, en varias prácticas, que tienen que ver con la libre contratación, manejo de salarios que no son precisamente los adecuados y otros.

SECTOR INFORMAL

Según un estudio efectuado por Cedla, un 60 a 65% de la población ocupada del país se encuentra en el sector informal, donde el conjunto de trabajadores por cuenta propia, independientes y pequeños productores artesanos o como comerciantes ambulantes minoristas, operarios, ayudantes, aprendices están como asalariados se encuentran en pequeñas unidades económicas del sector informal.

En tanto, solamente un 35 o 40% están en los sectores formales, donde el Estado proporciona a solamente alrededor del 10 al 12%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En cambio, algo más del 27% dispone de puestos de trabajo en el sector empresarial.

En razón de todo ello, la relación del sector formal e informal de la población del país es muy preocupante.

“Nosotros tenemos conocimiento que alrededor de 550 mil personas serían pertenecientes al sector público o formal, mientras que el sector grueso de la población corresponde al sector privado empresarial que constituye una buena parte del país”.// El Diario

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top