9 may. 2016

La nacionalización de los hidrocarburos, aprobada mediante el Decreto Supremo 28701 y la  renegociación de nuevos contratos con las petroleras, sólo permitió incrementar la renta petrolera en 16% en promedio. La mayor parte se generó en el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), según un análisis de la Fundación Jubileo.

El 1 de mayo de 2006, el Gobierno aprobó el Decreto Supremo 28701 de nacionalización y posteriormente negoció y suscribió nuevos contratos con las empresas petroleras.

"Esta norma permitió incrementar la renta petrolera en un promedio de 16%. Por tanto,  el principal impacto para la generación de ingresos se debió a la creación del IDH, cuya  participación alcanza a 40% sobre el total de la renta”, remarca Jubileo.

Los datos oficiales analizados por la  entidad reflejan que entre 2007 y 2015, por la participación de YPFB en los contratos se obtuvieron 5.491 millones de dólares. El mejor año   fue 2013, con 1.131 millones de dólares.

Hidrocarburos en BoliviaEn cambio, por el IDH se registraron  13.734 millones de dólares de ingresos entre 2005 y 2015. El monto más alto fue de 2.274 millones de dólares en 2014.

La renta petrolera en el período de análisis llegó a 34.662 millones de dólares.

El resto de recursos de la renta total proviene de las regalías, participación del TGN e impuestos  del upstream (exploración y explotación) y downstream (transporte, industrialización y comercialización),  vigentes antes de la Ley 3058 y el Decreto 28701.

"Consecuentemente, de no haberse aprobado el decreto de nacionalización, el incremento de los ingresos fiscales se hubiese producido -tal como sucedió- por el incremento de precios internacionales, por el IDH y por los mayores volúmenes de producción”, subraya Jubileo.

Los nuevos contratos de operación permitieron al Estado, específicamente a YPFB, contar con una participación adicional sobre el 50% que ya había sido conseguido un año atrás mediante la creación del IDH (18% de regalías más 32% de IDH). 

Ante la confusión que hay, resulta importante mencionar que la participación estatal de al menos el 50% en los ingresos obtenidos por la explotación de hidrocarburos fue lograda en mayo de 2005,  un año antes de la "nacionalización”, precisa el análisis.

La norma que permitió al Estado controlar el 50% de la producción  fue  la Ley de Hidrocarburos  3058, en actual vigencia, como resultado de una serie de luchas sociales, en cumplimiento de un referendo nacional en el que el pueblo decidió esa mayor participación estatal.

"Lamentablemente, ese logro fue atribuido con fines políticos a la nacionalización, cuando en realidad se dio un año antes y como resultado del debate y luchas sociales de diversos sectores de la sociedad boliviana”, añade Jubileo.

La participación para YPFB en las ganancias de los contratos de operación se  calcula basado en un porcentaje variable de un contrato a otro y que depende de la rentabilidad y producción de cada campo.

"Lamentablemente, el destino de estos ingresos para la estatal petrolera nunca fue normado, por lo que se desconoce el uso que YPFB estaría dando a estos importantes recursos”, sostiene Jubileo.

En criterio de la entidad, estos recursos debieron  servir para impulsar más la  exploración y explotación petroleras.

El Gobierno destaca mayores ingresos gracias al proceso

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, afirmó que uno de los logros de la nacionalización es la recaudación por concepto de renta petrolera.

"Haciendo una evaluación por estos 10 años de nacionalización, en un año de Evo Morales, el 2014, hemos hecho por renta petrolera más de 5.400 millones de dólares, lo que otros gobiernos han logrado en 20 años”, aseguró.

Por este concepto,  en 10 años los ingresos superaron los 31.000 millones de dólares, mientras que entre 1985 y 2005 sólo se reportaron 4.500 millones de dólares.

Estas ganancias desde la nacionalización, dijo,  han sido repartidas entre las gobernaciones, municipios y universidades.

"Las escuelas, hospitales, caminos, parques, canchas que las gobernaciones y municipios han entregado, y que la población puede disfrutar, son fruto de la nacionalización”, aclaró Sánchez.

Datos de YPFB revelan que la producción de gas natural en 2005 sólo era de 33,91 millones de metros cúbicos día (MMmcd) y en 2015 se llegó a 59.17 MMmcd, un 174% más.

La producción de gasolina creció de 588.173 metros cúbicos a 1.093.367 y la de diésel de 707.878 metros cúbicos a 1.005.223.

La capacidad de transporte pasó de 3,8 MMmcd a 12,9 MMmcd.// Página Siete

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top