15 jun. 2016

La gran mayoría de los bolivianos expresa un comportamiento responsable con el dinero, identificándose con la mesura y cuidado de este recurso; “A pesar de ello, aproximadamente dos tercios de los entrevistados se han visto en dificultades económicas para cubrir sus gastos en el último año”, por lo que han recurrido a estrategias como reducir gastos, hacer trabajos extras o pedir un préstamo a familiares o amigos.

Ese es uno de los hallazgos de una encuesta patrocinada y aplicada por el CAF (banco de desarrollo de América Latina) y elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el fin de conocer los niveles de educación financiera en Bolivia, Colombia, Ecuador y el Perú.

Según el informe presentado por estas instancias, la educación financiera es “una herramienta fundamental en la medida que facilita el uso efectivo de los productos financieros, desarrolla las habilidades para seleccionar los mejores productos que satisfagan necesidades específicas y empodera a los consumidores en el ejercicio de sus derechos y responsabilidades. En suma, es un instrumento clave contra la exclusión financiera”.

El crecimiento económico en Bolivia se ha multiplicado entre el 2003 y el 2013 por 3,2 veces, llegando a un promedio anual de 5,2%. Pero en 2011, solo el 28% de la población mayor de 15 años tenía cuenta en una entidad formal y el 4% tenía tarjeta de crédito.

Salario en BoliviaPara contrarrestar esto, a mediados del 2013 el gobierno promulgó la Ley de Servicios Financieros, que busca fomentar la educación financiera por parte de las entidades proveedoras de servicios financieros.

En noviembre de ese año, la firma encuestadora Ipsos llevó a cabo la citada encuesta de Educación Financiera en Bolivia.

La encuesta encontró que el 78% del total de encuestados indicó haber oído sobre algún producto financiero. El producto “cuentas de ahorro” es el más conocido por los encuestados, con un 78%. Sin embargo, solo el 35% cuenta con este producto y cerca del 45% dice no tener ninguno.

El informe califica de “sobresaliente” que cerca del 37% de la población boliviana decide de manera conjunta con su pareja sobre el manejo del dinero, mientras que el 33% lo hace de forma individual.

Con relación al uso del presupuesto familiar, el 60% del total de encuestados cuenta con uno. En el ámbito urbano el porcentaje es del 64%, mientras que en el rural es del 55%.

“También se detalla el uso de un plan financiero a dos niveles: general y exacto. El uso de un plan general llega al 68% del total de encuestados, mientras que el uso de uno exacto desciende hasta el 30%”, explica el informe de la CAF-OCDE.

El nivel de ingresos de los bolivianos

La encuesta también muestra el rango en el que se ubica el ingreso mensual de las familias bolivianas: “un 10% se ubica en el rango más bajo, es decir, menor a Bs 700; un 25% se sitúa entre Bs 700 y 1.400 (USD 100 y 200); un 35% en el rango de entre Bs 1.401 a 2.800; 19% en el rango que va de Bs 2.801 a Bs 5.600; 7% a más de Bs 5.600, y un 5% que no responde”.

Aparentemente, estos resultados estarían mostrando adecuadamente la distribución del ingreso en Bolivia, cuyos datos oficiales decían que el PBI per cápita para Bolivia en el 2013 rondaba los 2.800 dólares anuales, es decir, alrededor de 233 dólares por mes (equivalente a más de 1.620 bolivianos/mes).

Hay también diferencias importantes entre los porcentajes cuando se analizan los resultados a la luz del género.

Las mujeres se concentran de forma más notoria en los rangos de ingreso más bajos: 40% de ellas muestra ingresos iguales o menores a Bs 1.400. Para estos mismos rangos, el porcentaje de hombres es del 29%. Las mujeres que dicen ganar más de Bs 2.800representan el 23%, mientras que los hombres, en este caso, alcanzan al 29%.

Por otra parte, el 64% de los encuestados (casi dos tercios) afirma dificultades para cubrir sus gastos en los últimos doce meses, tanto el área urbana como área rural.

“Estos resultados resultan llamativos si tenemos en cuenta que desde hace más de diez años la economía boliviana viene creciendo a tasas importantes y que se ha logrado reducir la pobreza en más de 30 puntos porcentuales desde el año 2000”, advierte el informe.

¿Cuánto tiempo aguanta si se queda usted sin trabajo?

La encuesta preguntó a las personas durante cuánto tiempo podría cubrir los gastos familiares ante la pérdida de su principal fuente de ingreso. El 25% indicó que podría hacerlo por espacio de al menos una semana pero menos de un mes.

Un 24% dijo que podría hacerlo por un período de al menos de un mes, pero no de tres meses. Es decir, la mitad de los encuestados estaría en condiciones de cubrir sus gastos sin pedir un préstamo de dinero por un lapso de entre una semana y algo más de un mes.

Un 16% manifestó que podría cubrir sus gastos durante menos de siete días, “con lo cual un 65% de las personas podrían solamente costear sus gastos por un período inferior a los tres meses”.

Sólo un 22% de los entrevistados estaría en condiciones de cubrir sus gastos por un período superior a los 3 meses, lo cual ratifica el hecho de que gran parte de las personas encuestadas no tiene margen de ahorro o este es bastante reducido.

“Es decir, que a pesar del buen comportamiento de la economía, su estabilidad y de la importante reducción de la pobreza, la mayor parte de la población se halla en una situación vulnerable frente a choques como la pérdida del empleo”, destaca el informe.

Fuente: El País, Tarija.

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top