30 jun. 2016

"Por su ubicación, la Planta de Urea y Amoniaco, emplazada  en   el trópico de Cochabamba, es poco estratégica si lo que se busca es  exportar los fertilizantes”, explica el ingeniero y especialista en hidrocarburos Carlos Miranda. Se prevé que el complejo, que    Samsung Engineering Co. Ltd. construye desde 2012, entre en funcionamiento este año, informó el presidente Evo Morales.       

La autoridad explicó, durante una visita al complejo en 2013, que los fertilizantes producidos en la planta  serán destinados principalmente a la exportación.  "El Presidente ratificó que el 20% de la producción de urea será destinado al mercado interno y el 80% se comercializará en mercados externos”, se lee en una nota de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Ésta es la  razón por la que el proyecto demandó hasta la fecha elevadas inversiones. 

También es el motivo para que   se haya planteado la construcción de una vía férrea por donde trasladarán   la producción desde   Bulo Bulo hasta Montero en Santa Cruz, para -desde allí- enviarla hacia Brasil, país que sería el principal comprador. 

La construcción de la vía férrea se inició en 2013 y estuvo a cargo de tres empresas: CAMC, que se adjudicó el tramo I; la china Railways, que se adjudicó el tramo II, y Puentes y Calzadas, que se adjudicó el tramo III. 

Úrea en BoliviaDe éstos, el tramo I quedó  con las obras suspendidas hace nueve meses debido a la resolución del contrato por  incumplimiento por parte de  CAMC.    Esta  resolución  pasó por una conciliación que finalizó en mayo de este año. Sin embargo, según la  diputada Norma Piérola, este proceso fue  ilegal, pues "el Estado no puede conciliar salvo que  esté pactado en el contrato la  conciliación por vía de arbitraje”. Aunque en el informe final se lee que el Estado iniciará un proceso penal contra la firma.  

Por el  incumplimiento del contrato, CAMC quedó inhabilitada para presentarse a futuras convocatorias estatales. Sumado a ello,  entre febrero y mayo de este año, los contratos que la empresa china firmó con el Estado fueron  investigados por supuesto  tráfico de influencias,  luego  de que se conociera que una alta ejecutiva de la firma fuera por años pareja del presidente Evo Morales.

Antes de ingresar en la investigación sobre la  adjudicación   del tramo I de  la vía férrea a la china CAMC, que es el tema que convoca  la presente investigación, es importante conocer  aspectos de la construcción de la Planta de Urea y Amoniaco, pues mientras la vía  no sea concluida el Estado deberá pensar en estrategias e invertir importantes montos para transportar los fertilizantes.

La inversión más ambiciosa

Hasta donde se sabe, sólo  la implementación de la planta le ha costado al  Estado    884 millones de dólares, mientras que  la construcción de la vía férrea le costará alrededor de  250  millones de dólares, según datos publicados en diversas notas de prensa de  YPFB  y el Ministerio de Obras Públicas.  

Estos montos   convierten a este  proyecto -junto con la  Planta Separadora de Gran Chaco  que demandó una inversión de más de 600 millones de dólares- en uno de los más caros   que el   presidente Morales llevó adelante  desde que ingresara al poder en 2006 e incluso desde la fundación del país. 

Los gastos por     transporte no quedarán únicamente en la millonaria  inversión de la construcción de la vía férrea. "El retraso en su entrega le generará al Estado costos adicionales, ya que  deberá pensar en otras estrategias para el traslado de los fertilizantes mientras la vía no sea finalizada”, advierte Miranda. 

Pese a que se enviaron cuestionarios sobre el tema, ni desde el Ministerio de Hidrocarburos y Energía ni   desde YPFB   han  explicado las razones por las que la Planta de Urea y Amoniaco fue emplazada en el trópico cochabambino ni sobre otros aspectos,  como el retraso en la entrega de la planta y el incremento de  más de  40 millones de dólares de la obra. 

Un fertilizante caro

"La idea de elaborar fertilizantes a base de gas natural es buena. La forma en la que lo están haciendo es  totalmente criticable. En vez de acercar el producto al  mercado -que en este caso es Brasil-, la emplazaron en el trópico de Cochabamba”, cuestiona Miranda.

"En el caso de los fertilizantes,  el costo de transporte para llegar al mercado es decisivo”, explica. Los gobiernos se encargan de que la urea o el amoniaco no superen los 300 dólares la tonelada. Sin embargo, "para salir al mar desde cualquier punto,  Bolivia debe pagar sólo por el traslado cerca de  90 dólares por tonelada y con ese  costo  estamos  fuera del mercado”.

Hasta abril de este año, el precio por tonelada de la  urea bordeaba los  204 dólares, según los reportes del portal Indexmundi.com. Mientras que la tonelada métrica de amoniaco, hasta mayo,  oscilaba entre los 420 y 500 dólares, dependiendo del país que lo adquiera, según datos del portal Icis Pricing (www.icis.com).

Para Miranda, la planta debería haber sido   emplazada en  Puerto Suárez (Santa Cruz). "Así los costos del traslado se reducirían, pues allí ya se tiene implementado el  ferrocarril hacia Brasil. Pero por razones que son un misterio se ha decidido emplazar la planta  en Bulo Bulo (municipio Entre Ríos, provincia Carrasco)”.

Planta de derivados

La Planta de Urea y Amoniaco fue pensada, en inicio,  como un complejo en el que podrían  producirse   derivados de estos fertilizantes.  Este proyecto fue planteado en 2008 por  el equipo del doctor en ingeniería química Saúl Escalera, quien  entre 2006 y 2010 se desempeñó como   gerente nacional de Industrialización YPFB. 

Durante su gestión, Escalera encomendó  estudios de factibilidad para la industrialización de los recursos naturales  y como resultado    propuso 12 proyectos,   uno de ellos fue  el de  la Planta de Urea y Amoniaco.   "Se identificaron cuatro polos de desarrollo en base a la disponibilidad de gas natural. El primero era Villamontes (Tarija), el segundo Puerto Suárez (Santa Cruz), que era el punto estratégico para producir urea y amoniaco si se quería vender a Brasil,  luego estaba Bulo Bulo  (Cochabamba) y por último Uyuni (Potosí)”.

  Sin embargo, Escalera recuerda que la planta no   pudo ser  emplazada en Puerto Suárez porque    el entonces presidente de YPFB, Carlos Villegas, le explicó  que no se  podía entregar gas de esa planta pues el recurso  estaba comprometido para la exportación. 

Escalera sugirió, entonces, trabajar   con los excedentes, pero "la negativa de Villegas fue rotunda”.  El único lugar que en ese entonces tenía gas disponible para la industrialización era Bulo Bulo.  

Con Bulo Bulo como opción, Escalera propuso una planta para la industrialización de los derivados de los fertilizantes.  "Nunca se pensó la producción de urea y amoniaco para la exportación”, dice. Sin embargo, el sueño de Escalera quedó truncado porque "en 2010 decidieron cerrar mi oficina”.

En la actualidad, la Planta de Urea y Amoniaco tiene un avance superior al 80%. Se prevé  que Samsung entregue la planta el segundo semestre de esta gestión, lo que deja una serie de interrogantes:  ¿cómo se transportará  el fertilizante hasta  Montero mientras la vía férrea siga siendo un proyecto? ¿Cuál será el costo por ese traslado?  ¿Cuánto tiempo tardará la construcción de la vía férrea?

La planta tiene una inversión  de 884 millones de dólares

  • Inversión  El costo de la  construcción de la Planta de Urea y Amoniaco  asciende a $us 884 millones, que están destinados a la ingeniería, procura de equipos, construcción, gasoducto de interconexión, acceso vial y fiscalización.
  • Construcción   Si bien la construcción de la planta se adjudicó a Samsung Engineering Co. Ltd., ésta subcontrató más de 20 empresas que a su vez han generado más de  2.207 fuentes de trabajo.
  • Urea     Según datos publicados por YPFB, la planta tendrá  una capacidad de producción de  2.100 toneladas métricas por día y   756 mil  toneladas métricas anuales (TMA) de urea. 
  • Amoniaco  La planta tendrá una capacidad de producción de 1.200 toneladas   por día y 420 mil toneladas métricas año (TMA) de amoniaco.
  • Uso  La  urea y el amoniaco son fertilizantes. La primera sirve para mejorar el rendimiento de la tierra y recuperar tierras agotadas; el segundo  sirve para fabricar explosivos, detergentes, pinturas y desinfectantes, entre otros artículos.// Página Siete

___

La entrega de la planta de urea tiene un retraso de casi un año

El retraso en la entrega de la obra y el incremento en  más de 40 millones de dólares en el costo de la construcción de la  Planta de Urea y Amoniaco, que lleva adelante  la coreana  Samsung, son algunos  problemas identificados hasta la fecha. Se espera que la planta  sea entregada este año.  

En 2012, el entonces  presidente de YPFB, Carlos Villegas,  suscribió un contrato  con  Samsung  para la construcción de esta planta, que debía ser entregada  a fines de 2015.  Sin embargo, su implementación atravesó problemas debido a las lluvias registradas en el lugar, según informó YPFB. 

En una nota de  ERBOL se lee que en febrero de 2015 surgieron contradicciones en el avance de la obra. Mientras  la estatal petrolera afirmaba que la planta tenía   un avance del 64%, el Ministerio de Hidrocarburos y Energía informaba  que se registraba un avance del 61% y que se estimaba  un retraso de seis a nueve meses. Página Siete envió  las consultas respectivas a YPFB; sin embargo, desde la estatal petrolera no respondieron a las consultas.

No vamos a perdonar retrasos

El día de la firma del contrato, el presidente Evo Morales señaló que no se permitirían retrasos. "Si no cumplen, vamos a ejecutar las boletas de garantía, no hay que perdonar. Bolivia ya no es como antes. Cuando no cumplían las empresas, negociaban, sacaban plata de las empresas, eso ha terminado”, dijo. 

Sin embargo, tres años más tarde se leía que   para subsanar el retraso de la empresa coreana se anunciaba la posible   firma de  una adenda. De   esa forma se evitaría   el cobro de las boletas de garantía. Entonces, el viceministro de Industrialización, Comercialización y Transporte, Álvaro Arnez Prado,  expresó    que los técnicos de YPFB, ante el retraso de la obra, realizaban la reprogramación del cronograma de labores en la planta de Bulo Bulo.

"Todo está ligado a lo que es afinar ese cronograma, pero de manera inicial vislumbramos (la firma de) una adenda...

La nueva adenda será en función al cronograma porque se tienen que afinar los retrasos, las horas hombre que se tenían planificadas se han incrementado y eso hace que se extienda un poco más el tiempo”, se lee en una nota de ERBOL.

Incremento de $us 41 millones

La firma del contrato con Samsung se llevó adelante en agosto de 2012. Entonces se informó que la Planta de Urea y Amoniaco tendría un costo de    843.911.998,85 dólares. Por ese precio, la compañía debía  realizar el PDP (Paquete de Diseño de Proceso), FEED (Front end Engineering Design), ingeniería de detalle, procura, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento asistido.

Sin embargo, conforme pasaron los años, el costo subió hasta los  884 millones de dólares, es decir,  hubo un incremento de 41 millones de dólares. 

Se desconocen los motivos de esta subida del precio.  Se espera que una vez que la planta entre en funcionamiento, se generen  más de 3.000 fuentes de empleos directos e indirectos en las etapas de construcción, producción, distribución y comercialización en el mercado nacional e internacional.// Página Siete

___

Gobierno no aclara las dudas del tramo y la planta de urea

Pese a las solicitudes  escritas y  verbales que gestionó Página Siete, autoridades de Gobierno no  aclararon sobre las irregularidades que se dan a conocer tanto sobre  la ejecución de la Planta de Urea y Amoniaco como  de la construcción de la vía férrea Montero-Bulo Bulo. Las negativas han sido, en su mayoría,   recurrentes desde que este medio  inició   la investigación sobre los contratos  suscritos entre el Estado y la china CAMC.

En el caso de la construcción de la Planta de Urea y Amoniaco, que tiene nueve meses de retraso y un costo que conforme pasa el tiempo se incrementa  -más de 40 millones de dólares desde que se firmara el contrato con Samsung-, se enviaron consultas tanto a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) como al Ministerio de Hidrocarburos y Energía.  

En el caso del  primero, pese a la insistencia, no dieron respuesta; mientras  que en el caso del segundo, un funcionario de la oficina de Comunicación  explicó que este despacho  no  puede dar información al respecto porque  no es la instancia   que firmó el contrato con Samsung. 

  Sin embargo, en ocasiones anteriores, el viceministro  de Industrialización, Comercialización y Transporte,  Álvaro Arnez Prado, que depende del Ministerio de Hidrocarburos y Energía, dio información sobre los retrasos en la ejecución de la planta.

  En el caso de la Vía Férrea Montero-Bulo Bulo, si bien este medio  accedió a  documentos oficiales, éstos no siempre son claros, pues en ocasiones presentan contradicciones o dejan interrogantes. De ahí la importancia de acceder a entrevistas con las autoridades, quienes están en la obligación de aclarar las mismas. 

      En ese sentido, se enviaron las comunicaciones correspondientes solicitando entrevistas con el actual ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda, Milton Claros, y  también con el exministro del área, Vladimir Sánchez, quien actualmente es director del Fondo de Desarrollo Productivo. 

En ambos casos, desde sus gabinetes de comunicación se comprometieron a gestionar las entrevistas, pero no devolvieron las llamadas ni dieron respuestas a las solicitudes, pese a la insistencia.      

Página Siete emprendió en marzo de este año la  investigación, por presunto tráfico de influencias, sobre los contratos firmados entre el Estado y la  empresa china CAMC,  luego de que se conociera que Gabriela Zapata, una alta ejecutiva de la firma china, fuera por años pareja del presidente Evo Morales. Entonces, se comunicó a una gran cantidad de oficinas involucradas en estos contratos que se les enviarían consultas. 

A la fecha se han publicado cuatro dossieres y de éstos sólo uno, el de Misicuni, ha tenido todas las contrapartes del caso, pues se trabajó de cerca con los ejecutivos de la Empresa Pública Misicuni, quienes en todo momento tuvieron la disposición de aclarar dudas.

Si bien en Bolivia no se tiene una Ley de Transparencia y Acceso a la Información, es importante recordar que está en  vigencia el Decreto Supremo 28168, que "garantiza el acceso a la información, como derecho fundamental de toda persona y la transparencia en la gestión del Poder Ejecutivo”. Dicho documento se halla colgado en el sitio del Ministerio de Comunicación. 

La mencionada norma se aplica en el ámbito del Órgano Ejecutivo, tanto a nivel central como descentralizado, autárquico y desconcentrado; empresas y sociedades del Estado y sociedades con participación estatal mayoritaria. 

Asimismo, establece que: "Toda entidad del Poder Ejecutivo tiene la obligación de entregar la información de manera completa, adecuada, oportuna y veraz, que solicite cualquier persona, sin discriminación alguna”.

El decreto establece que el acceso a la información sólo podrá ser negado de manera excepcional y motivada: "únicamente  aquella información que con anterioridad a la petición y de conformidad a leyes vigentes se encuentre clasificada como secreta, reservada o confidencial. Esta calificación no será, en ningún caso, discrecional de la autoridad pública”.

  Como se sabe, el proceso de investigación de los contratos con CAMC no era información clasificada como secreta;  por el contrario el Gobierno tiene la obligación de transparentar esta información a la ciudadanía.

Dudas  sin respuesta

  • 1  ¿Por qué se emplazó la planta de urea en Bulo Bulo?
  • 2  Según anuncios del  presidente Evo Morales, la Planta de urea debía ser entregada en 2015 ¿cuáles fueron los motivos del retraso? ¿Se ha sancionado a Samsung por los retrasos o cómo se han subsanado estos imprevistos? 
  • 3  Tras un seguimiento realizado a las notas de prensa publicadas  por YPFB se evidenció el incremento  en el costo de la construcción de la planta. El día de la firma del contrato se informó que la obra tenía un costo de $us 843.911.998,85 pero en la actualidad se dice que tiene un costo  $us 876 millones ¿A qué responde  este incremento?
  • 4  ¿Por qué se usó para la licitación de la Vía Férrea un DBC de la modalidad Apoyo Nacional a la Producción y Empleo cuando ésta era una Licitación Pública Internacional?
  • 5 En el acta de apertura de sobres, los miembros de la comisión señalan que  en la carpeta de la  china CAMC no se hallaba el formulario C-2. Sin embargo, un día después, se da a entender que por problemas en la comunicación  el documento estaba. ¿La comisión de calificación no conocía  las características del formulario C-2 como para identificarlo? 
  • 6  ¿Por qué se extendió el plazo por 75 días para que CAMC entregue sus documentos?
  • 7  ¿CAMC  entregó  el estudio TESA para la construcción de la vía férrea? ¿Por qué se tardó en la resolución del contrato a la china CAMC?
  • 8 El informe de minoría advierte que se cambió el DBC y el modelo de contrato después de la evaluación de  propuestas presentadas. Esto contraviene a lo enmarcado en el DS 0181 que establece que las modificaciones o enmiendas al modelo de contrato o al DBC deben darse  con anterioridad a la presentación de las propuestas... 
  • 9 ¿Por qué se decide adjudicar la obra a Puentes y Calzadas cuando era la Asociación Accidental Yapilo la que fue adjudicada con el Tramo III de la vía férrea? ¿No debía declararse la convocatoria desierta? ¿Se cobró la boleta de garantía de seriedad de propuesta de la Asociación Accidental Yapilo?// Página Siete
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top