27 jul. 2016

Una auditoría en  Centros de Educación Alternativa (CEA) para adultos  halló varias irregularidades. En el Luis Alberto Pabón una maestra no tenía participantes (alumnos) y   en el centro Guatemala un docente tenía a su cargo apenas seis estudiantes, cuando el mínimo  por aula es de 15.

Los Centros de Educación Alternativa brindan formación escolar  acelerada a   las personas mayores de 15 años.

Los  participantes en  este programa pueden concluir primaria y secundaria hasta en seis años y titularse como bachilleres en humanidades y  técnicos medios.

Educación en Bolivia"Una auditoría a los procesos educativos de los  CEA, que fue impulsada por la Dirección Distrital La Paz 3 en 2015,  evidenció varias irregularidades”, informó el nuevo  director del CEA Luis Alberto Pabón, Javier Ticona. 

La investigación detectó que en el CEA Pabón "una maestra tenía cero estudiantes; es decir ni un alumno a su cargo”,  recalcó Ticona. Los 40 estudiantes inscritos a ese centro no justificaban a la cantidad de docentes.

En el CEA Guatemala también se "constató”    otras falencias como que los facilitadores no cumplían con su horario, que no había director, portero ni personal administrativo. Además que  cada  maestro tenía a su cargo  hasta seis  participantes.

La Resolución Administrativa 235 establece que cada docente debe tener al menos 15 estudiantes como mínimo en aula. Ello garantiza -según la norma- que se cumpla un trabajo educativo solventado por el Tesoro General de la Nación.

  "Sin embargo, la auditoría  evidenció que había dos  y hasta seis estudiantes en aula. Lo peor era que esos participantes adultos tenían un mobiliario para niños de primaria”, dijo Ticona. El establecimiento trabajaba con   20 alumnos, aunque el  CEA  registraba a 60 estudiantes.

Según el actual director, la  falta de  director y personal administrativo de ese CEA afectó incluso a los  egresados, ya que los que concluyeron su formación en 2010 hasta ahora no pueden tramitar sus títulos de bachiller. "Ellos no pueden sacar su título porque no hay registros para que  gestionen esa documentación”.

Ante esas irregularidades, en febrero la Dirección Distrital  de Educación La Paz 3 determinó la fusión de ambos CEA -Luis Alberto Pabón y Guatemala-, cuyos establecimientos se distanciaban por sólo  cinco cuadras en la zona Norte. El trámite fue encomendado a Ticona mediante memorando.

Desde principios de año se  informó a los estudiantes sobre  la fusión de los CEA y en general la noticia fue bien recibida. El pasado lunes, el alumnado de  Centro de Educación Alternativa  Guatemala se trasladó al Pabón.

"Esperábamos la fusión porque sabíamos que en cualquier momento iba a ocurrir. Ayer (el lunes) hemos tenido una reunión con  la directora distrital Mirtha España,  quien explicó los aspectos técnicos y pedagógicos para que se concrete el traslado”, aseguró Ticona, que asumió la dirección del fusionado CEA.

La profesora Sadic Copa, del CEA Guatemala, dijo que  la fusión aún está en proceso. "Queremos que el CEA siga siendo inclusivo, porque tenemos participantes ciegos”, solicitó la maestra. Ticona dijo que ese modelo se mantendrá.

     El viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre, aseguró que cada gestión  se verifica el proceso de formación de los CEA.

El CEA Miraflores llega a un acuerdo y vuelve a la normalidad

Alumnos y personal  del Centro de Educación Alternativa  Miraflores -que se movilizaron en  demanda de infraestructura- llegaron a un acuerdo con la Alcaldía. Desde ayer retomaron sus actividades en una nueva infraestructura  en predios del colegio Hugo Dávila.

El lunes por la noche, los participantes del CEA Miraflores protagonizaron una protesta debido a que se les había cerrado las puertas del colegio Hugo Dávila, donde pasaban clases.  

La directora Distrital La Paz 2, Cinthia Contreras, dijo que representantes de  la institución que dirige y de la Junta Nacional de Padres de Familia  intermediaron ayer para que el municipio abra las puertas del establecimiento a los participantes del CEA Miraflores.

"Luego de una reunión se llegó a una solución”, afirmó Contreras y explicó que el acuerdo consiste en que ahora los participantes del CEA ya no compartirán aulas y tendrán su propia infraestructura en el colegio Dávila. "Vale decir en el edificio que  construyó  Bolivia cambia. Evo cumple. Desde hoy (ayer) retomarán sus actividades, además se abrirá una puerta específica para ellos”,  añadió.

Contreras dijo que varios de los CEA "lamentablemente funcionan en predios de educación regular”.// Página Siete

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top