27 jul. 2016

El año 2008 entró en vigencia en el país el modelo de Salud Familiar Comunitaria Intercultural (SAFCI), implementado por el Ministerio de Salud y Deportes. Basado en valores de interculturalidad, SAFCI busca brindar servicios de salud desarrollando procesos de articulación y complementariedad entre las diferentes medicinas del país. SAFCI también pretende eliminar las barreras culturales que limitan el acceso a la atención de salud y promover la participación social en la toma de decisiones.

Ingrid Eliana Orlandini González, parte del colectivo de investigadores InvestigaSur, desarrolló un estudio para identificar el impacto de esta iniciativa en las mujeres del departamento de Chuquisaca. El año 2015, 220 mujeres seleccionadas por muestreo no probabilístico respondieron a una encuesta, que brindó información relevante.

Cuando las mujeres encuestadas fueron preguntadas sobre la utilización de los servicios brindados por el médico tradicional en el tratamiento de enfermedades en general, 79% respondieron que no utiliza este servicio. El restante 21% respondió que utiliza los servicios de la medicina tradicional. Solamente el 10% de las mujeres creen que el médico tradicional puede curar enfermedades, y el 36% no sabe cuáles son los servicios de un médico tradicional. "Este hecho refleja que si bien el modelo de la política de salud ha incluido este servicio, sus resultados no son visibles ni perceptibles por la población" asegura la Orlandini.

Salud en BoliviaLa información generada en la encuesta también identificó el comportamiento de las mujeres frente a la prevención y el tratamiento de las enfermedades diarreicas agudas, considerada como la causa más común de mortalidad infantil en el mundo. En Bolivia existen varios programas para la prevención y tratamiento de estas enfermedades, incluida la distribución de sales de rehidratación oral, la educación para la prevención de episodios y la recuperación de prácticas tradicionales que apoyan el tratamiento adecuado de los niños. Los resultados muestran que existe un mayor porcentaje de asistencia a los puestos de salud convencional, con el 81%. El 11% de las mujeres prefiere curar las enfermedades en casa y tan solo el 2% asiste al médico tradicional cuando tratan las enfermedades diarreicas agudas. El 68% de los tratamientos mencionados por las mujeres se realizan con sueros de rehidratación oral, el 37% utiliza otro tipo de medicamento, el 32% emplea sueros de manufactura casera y el 25% utiliza mates.

La investigación, entre otros datos, concluye que las mujeres tienen un nivel entre bueno y muy satisfactorio de conocimiento sobre los servicios de salud de acuerdo al modelo de Salud Familiar Comunitaria Intercultural. Por otra parte, los resultados muestran que "el uso de los servicios de los médicos tradicionales es bajo". Las mujeres prefieren acudir al sistema convencional de salud.// PIEB

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top