9 jul. 2016

La importancia de dormir suficiente para que la piel y todo el organismo, pueda recuperarse y regenerarse es conocida desde hace años. Ahora un estudio clínico realizado con 60 mujeres demuestra científicamente que una deficiente calidad del sueño acelera los signos de envejecimiento y debilita la capacidad de la piel para repararse durante la noche.

Bellezaactiva.com revela un estudio encargado por la firma de cosmética Estée Lauder al UH Case Medical Center (Cleveland, Ohio, Estados Unidos), donde prueba que las personas que tienen un sueño de mala calidad muestran mayores signos de envejecimiento de la piel y una recuperación más lenta de las diferentes agresiones externas, como la alteración de la función barrera de la piel o la radiación ultravioleta (UV).

“No dormir suficiente se ha convertido en una epidemia mundial. Mientras que la falta de sueño crónica se ha vinculado a problemas médicos como la obesidad, la diabetes, el cáncer o la inmunodeficiencia, sus efectos en el funcionamiento de la piel habían sido desconocidos hasta ahora” explica la Dra. Elma Baron, Directora del Centro de Estudio de la Piel en el UH Case Medical Center.

Por su parte, el sitio Estilo Hoy indica que un reciente estudio publicado en Inglaterra concluyó que siete horas es la cantidad perfecta para dormir. Menos o más tiene efectos a largo plazo en el cerebro: no sólo lo envejece tempranamente, sino que altera las capacidades cognitivas.

Consejos de saludLa investigación dada a conocer por la revista Sleep y desarrollada por un equipo de la Universidad de Londres, reveló que las personas que duermen mal entre los 35 y 55 años, cuando llegan a la vejez,disminuyen sus capacidades cognitivas que equivalen a si tuvieran entre cuatro a siete años más de la edad que tienen.

El estudio atribuye esto al acelerado ritmo de la vida actual: "El esfuerzo por conciliar el trabajo con lo personal está causando que las personas disminuyan sus tiempos para dormir, con el fin de lograr todo lo que se espera de ellos", dijeron los expertos.

A su vez elpais.com publicó los resultados del estudio de un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago que han descubierto que no dormir lo suficiente es una de las causas de engordar, de perder la memoria y las defensas, de arrugarse antes de tiempo y de desarrollar diabetes e hipertensión. En un estudio publicado recientemente en la revista The Lancet califican el déficit crónico de sueño como un hábito peligroso para la salud.

"Quienes acumulan una deuda de sueño, a la larga tienen que pagar un precio muy alto", explicó a El País Eve Van Cauter, directora del estudio sobre los riesgos de dormir poco realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chicago.

Según Van Cauter, la sociedad moderna está tan acostumbrada a robarle horas al descanso nocturno para dedicárselas al ocio o al trabajo que existe el convencimiento general de que el cuerpo se ha adaptado a ese ritmo y que, a lo sumo, solo sufre temporalmente cansancio, irritabilidad y deterioro de las facultades mentales. Pero, en contra de lo que se creía, las consecuencias van más allá de las funciones cognitivas.

El principal hallazgo del experimento realizado por el equipo de Van Cauter es la alteración del sistema hormonal, de la que se derivan todos los demás síntomas. Al privar de cuatro horas de sueño a un grupo de hombres jóvenes durante seis días, su capacidad de secreción de insulina se redujo en un 30%, al tiempo que se elevó la concentración de la hormona cortisol y bajó el nivel de la que estimula la tiroides. La combinación de esas reacciones puede ser peligrosa a largo plazo.// El Deber

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top