22 jul. 2016

La Sociedad de Investigación del Arte Rupestre de Bolivia (SIARB) se fundó en enero de 1987 en la ciudad de La Paz. Participan en ella arqueólogos profesionales e investigadores autodidactas y aficionados de Bolivia y otros países.

La SIARB tiene los siguientes objetivos:

1. Registro de sitios de arte rupestre.

2. Documentación de los grabados y pinturas rupestres.

3. Protección y conservación de los sitios.

4. Investigación científica del arte rupestre.

5. Divulgación del conocimiento sobre el arte rupestre.

6. Organización de una Biblioteca y Archivo central..

Sociedades bolivianasLa Sociedad ha sido reconocido como organización científica sin fines de lucro por Resolución Suprema Nº 205689 del 30 de diciembre de 1988. Cuenta con Estatutos y un Código de Etica para sus miembros.

La Directiva de la SIARB consta del Presidente, Secretario Gen., Tesorero y Vocales. Además, cuenta con representantes en diferentes partes de Bolivia (departamentos de La Paz, Cochabamba, Tarija y Santa Cruz), en Brasil, Perú y Argentina. Þ Directiva actual y representantes regionales

La SIARB es miembro-fundador de la Federación Internacional de Organizaciones de Arte Rupestre (IFRAO).

En marzo de 1999 se inauguraron la oficina, biblioteca y archivo de la SIARB (Achumani-Pamirpampa Nº 100, La Paz).

En sus más de 17 años de existencia, la SIARB ha contribuido considerablemente a la investigación y protección del arte rupestre sudamericano, gracias a sus publicaciones (su Boletín anual y la serie Contribuciones al Estudio del Arte Rupestre Sudamericano son las únicas publicaciones regulares en Latinoamérica que se dedican al arte rupestre) y a sus encuentros científicos (4 simposios y un congreso internacionales) en que han participado muchos colegas de otros países.

Actualmente, se tiene un registro de más de 1000 sitios con grabados y pinturas rupestres en todo el país, aunque en la mayoría de los casos su documentación todavía está incompleta.

Gracias a 18 años de investigaciones intensivas del arte rupestre boliviano, tenemos una cronología preliminar desde el Horizonte Paleoindio hasta el Período Republicano. La tradición del arte rupestre indígena siguió en la Colonia y República, y la SIARB dedicó a este tema una publicación voluminosa (Contribuciones al Estudio del Arte Rupestre Sudamericano, Nº 3). Por otro lado, tenemos muchos indicios de que los sitios de arte rupestre son "wacas" (lugares sagrados) tradicionales y forman parte del paisaje sagrado en la región andina. Por ejemplo, Roy Querejazu L. encontró en el norte del Depto. de Oruro impresionantes datos para el reuso de un sitio con pinturas rupestres antiguas, donde se efectuaron en la actualidad varios ritos de sacrificios y ofrendas delante de las pinturas, en fechas relacionadas con el calendario agrario-festivo.

La SIARB ha desarrollado un amplio programa de actividades educativas para concientizar al público sobre el valor del arte rupestre y la importancia de preservarlo. Ha organizado exposiciones temporales y permanentes en diferentes museos de La Paz y otras ciudades. Ha editado hojas trípticas sobre los tres parques arqueológicos con arte rupestre y publicaciones para todo público, aparte de sus dos series de publicaciones científicas ya mencionadas, una serie de 9 estampillas con fotos del arte rupestre de Bolivia (colaborando con la empresa de Correos de Bolivia, ECOBOL), una hoja didáctica para niños publicada en dos versiones, en español y en aymara, una serie de slides para colegios tratando el arte rupestre de Bolivia, etc.

También colaboramos con los editores de libros de Historia y Estudios Sociales. En el Libro "Historia de Bolivia" de José de Mesa, Teresa Gisbert y Carlos D. Mesa Gisbert (Editorial Gisbert, La Paz 1997), que reemplaza el anterior "Manual de Historia de Bolivia" (publicado en 4 ediciones, entre 1958 y 1994, con un tiraje de 40.000 ejemplares), el capítulo sobre arte rupestre se basa en los datos de la SIARB. Para el libro "Ciencias Sociales 1º" (Santillana Secundaria, La Paz 1997) escribimos una monografía sobre el tema: El arte rupestre en Bolivia.

Por otra parte, los grabados y pinturas rupestres están en peligro de ser destruidos por las acciones de la naturaleza y, en mayor grado, por el vandalismo de los visitantes. La SIARB ha desarrollado iniciativas de carácter pionero para la protección del arte rupestre que ya tuvieron repercusiones en otros países latinoamericanos, como el Código de Etica que prohibe todos los métodos de documentación potencialmente destructivos; una campaña de concientización entre campesinos aymaras que viven en la cercanía inmediata de importantes sitios de arte rupestre, por ejemplo en Chirapaca y Achocalla, en el altiplano del Depto. de La Paz; el proyecto que la Asociación Conservacionista de Torotoro (ACT) realizó conjuntamente con la SIARB en el Parque Nacional de Torotoro, en el norte del Depto. de Potosí, donde se protege un sitio de pinturas rupestres; la edición del primer libro publicado en Latinoamérica sobre el tema de la administración y conservación de sitios de arte rupestre (Strecker y Taboada, eds., 1995), etc. En 2002, la SIARB recibió el premio "Conservation and Preservation Award" de la asociación de investigadores de arte rupestre ARARA, USA. Más informaciones: Þ Proyectos actuales// Siarb

___

SIARB cumple 30 años de investigación del arte rupestre en Bolivia

La Sociedad de Investigación del Arte Rupestre de Bolivia (SIARB) está de aniversario. En esta gestión cumple 30 años de trabajo desarrollado con la participación de arqueólogos e investigadores que se dedican a la documentación, el registro, la preservación y la conservación de sitios de arte rupestre, grabados y pinturas, además de actividades de divulgación en el país.

Matthias Strecker, un hombre delgado con lentes grandes y redondos, llegó a Bolivia desde Alemania en 1983, con estudios en arte rupestre. Cuatro años más tarde, en 1986, fundó junto a otros investigadores la SIARB, hasta ahora la primera y única institución científica que estudia el arte rupestre en Bolivia.

Desde sus inicios los miembros de la SIARB realizaron su trabajo de manera voluntaria y obtuvieron financiamiento para algunos de sus proyectos gracias a distintos auspiciadores, entre ellos la Embajada de Alemania.

Uno de los trabajos más importantes de la SIARB se desarrolló en 2012, en la cueva de Qillqantiji, en la localidad de Peñas. Ahí se documentó detalladamente las 220 pinturas que se encontraban en las paredes de la cueva, "llamas que ingresan a corrales", describe con entusiasmo Matthias en una conversación con el PD-PIEB. "En otros paneles hay serpientes, algunas con dos cabezas, inclusive una con tres cabezas. También hay mascarones, cabezas humanas en forma redonda, a veces apéndices, similares a lo encontrado en las estelas y monolitos del Formativo, el periodo histórico en que los hombres empiezan (a trabajar) en la agricultura y (conformar) pueblos permanentes".

En el lugar, comenta Strecker, se construyó una reja al ingreso de la cueva para intentar proteger el sitio, que fue destrozada cuando se inauguró el parque ecológico de Peñas, el año 2014. El investigador comenta que afortunadamente ninguna de las pinturas fue dañada, en gran parte gracias un mecanismo natural, la presencia de agua, que dificulta el acceso a los paneles principales. Actualmente un arquitecto se encarga de atender los aspectos referidos a la protección de la cueva. Los gastos son cubiertos enteramente por la SIARB.

Durante sus 30 años de actividad en nuestro país, SIARB también realizó investigaciones en la localidad de Moro-Moro, en Santa Cruz, donde logró proteger otra cueva con arte rupestre. Otros trabajos tuvieron como escenario el Mutún, en la frontera entre Bolivia y Brasil, en Cala-Cala en Oruro, y en Betanzos en Rurrenabaque, y el Lago Titicaca en La Paz, entre otros sitios.

Las investigaciones de la SIARB se realizan con equipos interdisciplinarios siempre con el permiso y colaboración de las comunidades. "Nuestra relación con los comunarios siempre ha sido muy buena. Cualquier trabajo, cualquier proyecto, no funciona si los lugareños no lo permiten. Trabajamos de alguna manera invitados por ellos".

La SIARB realiza labores de divulgación y educación. Además de las publicaciones académicas indexadas a Latindex, la presentación de anuarios con artículos científicos, folletos de información para el público, organiza seminarios para estudiantes de la Carrera de Antropología en la UMSA, ofreciendo cuatro días de clases y un día de trabajo de campo.

En la conversación con el PD-PIEB, Matthias Strecker comenta que la SIARB actualmente observa con preocupación el proyecto de construcción de una represa entre San Buenaventura y Rurrenabaque que podría producir una inundación que destruiría dos sitios arqueológicos de suma importancia, incluyendo algunos grabados de serpientes relacionadas con la mitología del lugar.

La SIARB pretende continuar su trabajo de conservación de arte rupestre país. A pesar de las dificultades que se encuentran, Matthias Strecker comparte una mirada optimista: "En los 30 años de trabajo de la SIARB hemos visto un incremento en el profesionalismo en este campo. Ahora tenemos jóvenes que nos acompañan, estudiantes de arqueología y antropología que están interesados en el tema. Esto realmente es algo alentador".

En mayo del presente año, la SIARB, en colaboración con la Fundación Alemana para Estudios de las Culturas Antiguas en América (Deutsche Altamerika-Stiftung) y la Fundación Pedagógica y Cultural Simón I. Patiño, publicaron el libro Arte rupestre de la región del lago Titicaca, Vol. 8 de la serie "Contribuciones al estudio del arte rupestre sudamericano". Este libro ofrece una visión del arte rupestre de la región que refleja un desarrollo cultural de 5000 años.// PIEB

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top