25 jul. 2016

Las tecnologías de información y comunicación (TICs) son las que permiten capturar, procesar y difundir información, que se convierte en conocimiento útil para fines de desarrollo individual y/o colectivo de una sociedad.

Así se define a las TICs en un reporte de la Fundación para Desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación en Bolivia (FUNDETIC-Bolivia), que agrega que “las tecnologías son un medio, no son un fin en sí mismas”, y que su uso en Bolivia es bajo con respecto a países latinoamericanos.

Al respecto, el docente e investigador del Instituto de Estudios Sociales y Económicos (IESE) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Fernando Suaznabar, afirma  que “con más desarrollo en tecnología e innovación se genera mayor crecimiento económico, competitividad, productividad y por ende se mejora las condiciones de vida de las personas”.

Internet en BoliviaA su vez, el Foro Económico Mundial sobre TICs (2015), hace un reporte sobre la situación de 143 países en el mundo. Según dicho reporte, Bolivia está en el puesto 111 de 143 economías respecto a la utilización de las TICs.

Otros países como Singapur, Finlandia, Holanda, Noruega, España están más adelantados por su entorno facilitador y el uso de las tecnologías que hacen como motor de su desarrollo.

De acuerdo a datos de los últimos 8 años del citado reporte, Bolivia ha mejorado en la escala, el año 2008 estaba en el puesto 128 y el año 2015 está en el 111. Países ubicados en una mejor posición en América Latina son: Chile, Colombia, Uruguay, Brasil, México, Argentina entre otros.

Factores que inciden en el desarrollo de las TICs

El ranking del Foro Económico Mundial sobre TICs está elaborado en base al análisis y medición de 4 componentes: 1) Entorno general, 2) Infraestructura, contenido digital y habilidades, 3) Nivel de uso, y 4) Impacto. La mitad de los datos usados para esta medición se basa en encuestas del propio país, y la otra mitad en estadísticas del Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

El primer componente, Entorno general, incluye los factores del entorno político-regulatorio (marco legal) y el empresarial e innovación. Respecto al entorno político-regulatorio, Bolivia está en el puesto 100 de 143; en la efectividad de los legisladores en la aprobación de leyes orientadas a las TICs en el puesto 67 de 143 países. Según Suaznabar, “aunque existen leyes y decretos supremos reglamentarios en el área tecnológica, estos aún son incipientes”.

A nivel de entorno empresarial e innovación, la disponibilidad de la última tecnología para las empresas se sitúa en el puesto 128, colocándose entre los últimos de la región. Y en el número de días que se tarda para abrir un negocio Bolivia está en el puesto 129, con 49 días en promedio, comparado con un día que se requiere en Singapur.

“Entre algunos retos futuros de este entorno están el promover una agenda TICs legislativa, y leyes sobre: promoción de la innovación y el emprendimiento empresarial; industria del software; delitos informáticos y protección de datos personales; creación de una plataforma de interoperabilidad; fomento al comercio electrónico; uso, adopción y absorción de la tecnología por parte del gobierno, empresas e individuos”, destaca el investigador del IESE.

El segundo componente (Infraestructura, contenido digital y habilidades) comprende la infraestructura apropiada y eficiente para el uso de las TICs, la oferta y calidad de contenidos digitales, asequibilidad, acceso y la cobertura de telefonía, móvil, banda ancha y el servicio de internet.

En este componente Bolivia está en el puesto 110 de 143 economías. Un problema sigue siendo la tarifa de banda ancha: 1 Mbps cuesta 55 $us/mes comparado con los 1,8 $us/mes de Uruguay y Chile, con lo que se tiene uno de los servicios de internet más caros de la región.

Suaznabar resume los retos a futuro: “la elaboración e implementación de un plan de banda ancha, mayor impulso al plan de desarrollo de las TICs, implementación de la red clara o internet2 (redes de alta velocidad), la promoción del recambio tecnológico (cambiar la infraestructura de cobre por fibra óptica) para ingresar al concepto de banda ancha”.

El tercer componente (Nivel de uso) implica la adopción de las TiCs en el país para su utilización a nivel de individuos, empresas y gobierno. Bolivia está en el puesto 106, y es el gobierno el que más utiliza las TICs (puesto 98); le siguen los individuos y por último las empresas.

En el uso de redes sociales, se está en el puesto 140 de 143 economías, es decir que todavía se utiliza las redes sociales principalmente para el ocio y entretenimiento y mucho menos en la generación de imagen, marca empresarial e información de productos. El investigador del IESE-UMSS considera importante “mejorar los planes de servicio y de cobertura, planes de calidad, la reducción de tarifas de internet”.

El cuarto componente (Impacto) implica el uso y aplicación de las TICs para la generación de oportunidades que se crean para la gente, los negocios, los países y los gobiernos a través de procesos de innovación.

En este componente Bolivia está en el puesto 92. Y en el acceso a internet en las escuelas en el puesto 99. Se debe “promover el acceso a los servicios básicos a través de las TICs, fomentar polos tecnológicos, que puedan ser un dinamizador importante de la economía del país en cinco años”, indica Suaznabar.// El País

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top