23 sept. 2016

Santa Cruz se convirtió en julio de 2016 en el principal departamento exportador de Bolivia, registrando ventas por 1.013 millones de dólares, situándolo por encima de Potosí, que acumuló 955 millones, seguido de Tarija con 924 y La Paz con 514 millones.

Cabe destacar que Santa Cruz recupera el liderazgo en el comercio exterior boliviano luego de 12 años, con una participación del 25% sobre el total del valor exportado por Bolivia –incluyendo las ventas de gas- según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tomando con referencia estas cifras dadas a conocer por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), EL DEBER consultó con ocho importantes representantes de diferentes sectores que aglutina el departamento para que nos cuenten ¿qué significa Santa Cruz económicamente para el país?.

José Luis Parada, asesor general de la Gobernación de Santa Cruz, recuerda que hace 65 años el departamento tenía 250.000 personas, ahora son 3 millones. Ante representaba el 1% del Producto Interno Bruto (PIB), hoy representa el 28%.

Roger Montenegro, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, hace referencia al aporte de la región para el desarrollo de Bolivia en la última década. Sin embargo, resalta que tienen el gran desafío para resolver, toda vez que en Santa Cruz está la mayor cantidad de personas pobres, resaltó.

Christoph Postey, gerente general de Multicenter, se refiere a la alta tasa de crecimiento demográfico de Santa Cruz, expansión que no está siendo acompañada con políticas y proyecciones a largo plazo con miras a 2025. “No es crecer por crecer, debe tener un acompañamiento para que no haya un caos”, resalta.

Julio Roda, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), dice que en los últimos 50 años Santa Cruz se ha transformado en el departamento que lidera el aparto productivo del país. Santa Cruz produce el 72% de los alimentos que consumen los bolivianos, garantizando la seguridad alimentaria del país, pero aducen que requieren más tecnología y el desafío es consolidarse como región.

Susy Dorado, gerente general de la Asociación de Surtidores Privados de Bolivia (Asosur), indica que Santa Cruz representa el 60% del consumo nacional de diésel, justamente por la actividad agrícola que permite garantizar la seguridad alimentaria de los bolivianos.

Gabriel Dabdoub, expresidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, señala que Santa Cruz no solo significa casi el 30% del PIB, sino que significa inversión, generación de empleos y agro, que además de garantizar la soberanía alimentaria, aporta al crecimiento del país.

Mario Herrera, gerente general de Fexpocruz, asegura que Santa Cruz es parte fundamental de Bolivia y su desafío es seguir aportando al desarrollo económico del país, seguir generando empleos e inversiones.

Jorge Arias, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco), asegura que Santa Cruz aparte de ser el crisol de Bolivia, por la cantidad de personas que recibe del interior, es el puntal del país por las responsabilidades que asume a escala nacional.// El Deber

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top