30 sept. 2016

Se cree que al rededor del 12 % de la población mundial sufre de algún problema relacionado a la vista, lo que ocasiona que muchas veces tengan la necesidad de utilizar anteojos o incluso recurrir a la cirugía.

Sin embargo diferentes profesionales relacionados a esta área aconsejan ejercicios e incluso una alimentación que benefician a las personas para mejorar sus habilidades visuales.

EJERCICIOS

El doctor Raúl Flint, oftalmólogo, asegura que la realización de ejercicios visuales diarios ayudan a que nuestra vista tenga una buena salud. Se cree que  realizar 10 o 15 minutos de ejercicios por día para así mantener la musculatura de la vista en buen estado.

Consejos de saludUno de los ejercicios más recomendados son los movimientos oculares. Horizontales -de un lado a otro- verticales, diagonales -en una dirección y en otra- y circulares, se debe realizar 20 o 30 movimientos de cada uno.

Luego realizar ejercicios de pestañeo. Se enfoca un objeto (en la lejanía, si uno es miope) y se inhala y exhala por la nariz. Al exhalar hay que pestañear rápidamente, como el aleteo de una mariposa. Dos minutos de este ejercicio ayuda a soltar la musculatura de la tensión.

Para quienes usan mucho la computadora, se recomienda utilizarla 30 o 40 minutos, detenerse, frotarse las palmas de las manos para calentarlas bien y ponerlas sobre los ojos por uno o dos minutos.

ALIMENTACIÓN

De igual modo, se cree que tener una alimentación saludable, baja en azúcar mejora considerablemente la visión.

"Hay que eliminar azúcares y almidones, alimentos industriales y cereales refinados. Y aclara que incluso el pan integral y las galletas de arroz se hacen con cereales refinados, esto muchas veces ocasiona un shock de azúcar en la sangre que llega a perjudicar directamente a la vista" comentó Flint.

​¿CEFALEA, PICAZÓN O VISIÓN BORROSA?

En estos casos pueden intervenir los profesionales ortópticos, quienes con ejercicios y herramientas de apoyo logran que las personas vuelvan a tener una visión cómoda optimizando la percepción visual.

“Un ejemplo típico es el estudiante que consulta por cefaleas, ardor o visión borrosa. Hace tanto esfuerzo en enfocar cada palabra que al terminar el párrafo no recuerda el contenido,” cuenta Fino.

Otro caso son las personas operadas de cataratas, quienes frecuentemente refieren diplopía (visión doble). Esto puede provocar pérdida de equilibrio, causándoles limitaciones en la vida diaria.

BAJA VISIÓN

En el terreno de problemáticas más severas, como la baja visión y la ceguera, también hay mucho por hacer. Los rehabilitadores visuales las trabajan con ejercitación, ayudas ópticas y la tecnología como aliada clave, para mejorar la calidad de vida y lograr la independencia de estas personas.

NEURO - REHABILITACIÓN

Los problemas visuales en algunos casos pueden deberse a afecciones cerebrales, congénitas o adquiridas, por ejemplo, encefalopatía, accidente cerebro vascular (ACV) o algún tipo de lesión o deficiencia cerebral.

En estos casos, la primera tarea es una evaluación en la que “se evalúa qué aspectos y campos de la visión están afectados, cómo ve la persona, qué habilidades visuales le quedan, y qué actividades realizaba antes de sufrir la problemática, y se intenta que pueda volver a realizar sus actividades”, explica la Lic. Ayelén Butus, licenciada en Rehabilitación Visual del Instituto Fleni.

Se cree que la participación de la familia beneficia a que el paciente se adapte de manera correcta en el tratamiento.// El Deber

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top