23 sept. 2016

El 54% de los encuestados considera que los gastos para sostener a la familia se han incrementado debido a la situación económica del país,  según los datos arrojados por una  encuesta de Muestras y Mercados realizada en septiembre para Página Siete.

¿En que afecta la situación económica del país a su economía familiar? fue la pregunta realizada a los encuestados. 

El estudio realizado entre el 3 y el 7 de septiembre tomó en cuenta la opinión de 800 personas mayores de 18 años en las nueve capitales de departamento, El Alto y ciudades intermedias.

Economía de BoliviaUn  14% respondió que los ingresos percibidos por su familia  han disminuido y un  16% cree que se trata de una combinación de un incremento de gastos y una reducción de los ingresos. Un 14% respondió que no le afecta.

Las perspectivas respecto a la economía de las familias para 2017 muestran que el 41% de los entrevistados cree que se mantendrá igual que este año, mientras que el 27% espera que esta mejore el próximo año.

Un 20% de las personas consultadas cree que la situación económica de sus familias empeorara el año que viene.

Un 2% considera que su economía familiar será mucho peor y un 1% mucho mejor, el 9% no respondió.

Economía nacional

Por otra parte, el 39% considera que la situación económica del país  no ha sufrido mayores modificaciones con respecto al año pasado y el 33% ve que la misma ha empeorado en relación a 2015.

Un 21% de los encuestados observa  una mejoría en la economía este año en comparación con 2015  y el 3% asegura que su economía esta mucho peor.

Sólo un 1% de las opiniones se inclinan por afirmar que la situación económica se encuentra mucho mejor. 

El 3% restante prefirió no responder la pregunta.

Con respecto a las perspectivas económicas  para el próximo año, el 38% cree que se mantendrá igual y  el 28% que empeorará. Un 20% confía en que la economía mostrará una mejoría, un 4% que se encontrará  mucho peor y 1% mucho mejor. 

El 10%  prefirió no opinar.

Inflación a agosto

En  agosto, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró  variación porcentual positiva de 0,13% respecto al índice de julio (menor a la registrada en 2015 con variación positiva de 0,20%). Mientras que la variación acumulada de enero  a agosto llegó a 2,44%.

La fundación Jubileo informó que en agosto, el precio de los alimentos en el hogar bajó en  0,02% y en lo que va del año la variación alcanza a 4,23%.

Los costos de alimentos consumidos fuera del hogar se incrementó en 1,76%.

Jubileo en un análisis de 2015, señaló que si se analiza  la importancia o peso en la estructura de la canasta familiar, definida en los años 2003-2004, los hogares destinan para la compra de alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar el 10,9% de su gasto total.

Mientras que el gasto destinado para la compra de alimentos y bebidas consumidas en el hogar es de 27,4%.

Punto de vista: Gonzalo Chávez  Analista económico "En el  sector informal los ingresos se han mantenido o reducido”

"Lo que muestran los datos arrojados por la encuesta es que evidentemente los gastos de las familias han aumentado en educación, en salud y en alimentación.

Especialmente en los últimos años los precios de los alimentos han sufrido un incremento, lo que conlleva mayores sacrificios para poder mantener a la familia.

Por otra parte, los ingresos han bajado. Si bien es cierto que en el sector formal se han incrementado o al menos estabilizado los ingresos, en el  sector informal el dinero percibido se ha mantenido o se han reducido en estos últimos años.

Debemos recordar que el sector formal , que se ha beneficiado de las políticas laborales e incrementos salariales del Gobierno, sólo representa el 20% de la fuerza de trabajo, mientras que el 80% restante vive en la informalidad y los ingresos que percibe no son fijos.

En este sector, el incremento de los gastos familiares sí ha sido significativo, por eso esa percepción de que los costos de vida han subido y los ingresos se han reducido y son irregulares.

A esto se suma la falta de trabajo formal disponible, que previene a estas familias de salir de la informalidad.

Esto explica que mientras un pequeño sector, que tiene un trabajo estable y que percibe un salario que esta ajustado a los precios del mercado no tiene mayores problemas en su economía familiar, otro sí ha visto un efecto de la situación económica del país en sus bolsillos.

En el caso de las perspectivas familiares respecto a la situación  el próximo año  se puede ver que existe cierto optimismo, lo que es positivo porque mantiene la economía en movimiento.

Es optimista que se espere que la economía se mantenga igual o mejor en 2017 ya que en este contexto de crisis internacional, con el desplome de los precios denota confianza en la economía familiar  y su capacidad de mantenerse a flote a pesar de la adversidad que enfrenta el país”.// Página Siete

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top