9 oct. 2016

El cambio climático y la actividad minera inciden en la disminución “alarmante” del caudal de las lagunas Colorada, Hediondo y Verde en Potosí y Alalay en Cochabamba, lo que preocupa a las autoridades por su incidencia, entre otros aspectos, en la conservación de la diversidad biológica, informa este viernes La Razón en su edición impresa.

El responsable de Turismo de la Gobernación de Potosí, Jorge Pérez, informó a ese medio que el nivel de las aguas de la laguna Colorada bajó de 70 centímetros a 40 centímetros entre 2009 y 2016.

“La pérdida de agua de las algunas es un problema en el sudoeste potosino. La laguna Colorada, uno de nuestros atractivos turísticos, se evapora por la sequía y la actividad minera”, advirtió y atribuyó el hecho a la contaminación minera y al cambio climático.Sequía en Bolivia

Similar situación ocurre en la laguna Hedionda y Verde en Potosí. En Alalay, Cochabamba, el nivel del caudal disminuyó en 50% en los últimos cinco años.

“Tenemos el dato de que el nivel del agua, que era de tres metros, ahora es un poco más de un metro, creo que llega a 1,2. El área está colmada y requiere de un dragado”, explicó el a la red PAT Alan Lisperguer, director de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Gobernación y miembro del Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de Cochabamba.// La Razón

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top