3 nov. 2016

La construcción en Bolivia marcó en junio un nuevo récord en sus costos impulsado por el ascendente valor de la mano de obra y los precios de los materiales. No obstante, la tendencia al alza comienza a ceder debido a la situación de la economía del país.

El Índice del Costo de la Construcción (ICC) anual, que mide la variación de precios de un periodo a otro, la mano de obra y otros insumos necesarios para el sector, subió en la última década de 120,9 puntos en 2006 a 197,48 el año pasado.

De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el indicador, ya desglosado de forma trimestral, llegó entre abril y junio de esta gestión a 202,36 puntos, cifra que supera la anterior marca histórica, alcanzada en los últimos tres meses de 2014 (200,09).

Construcción en BoliviaEl ICC “ha tenido en los últimos años una tendencia creciente por efecto del incremento de los precios de los diferentes materiales empleados en la construcción”, principalmente los derivados del acero, y por los “incrementos en la mano de obra por disposiciones laborales emitidas por el Gobierno”, informó a La Razón Davor Vargas, titular de la Cámara Boliviana de la Construcción.

“Más que los materiales, ha subido el costo de la mano de obra”, subrayó a su vez Javier Arze, gerente general de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz.

TENDENCIA. La información del INE detalla que, en la última década, el precio de los materiales y las remuneraciones, respectivamente, se incrementó en promedio en 35% y 160,8% en La Paz, en 48,5% y 143,2% en Cochabamba y en 55,2% y 159% en Santa Cruz.

Valerio Ayaviri, secretario ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores en Construcción de Bolivia, detalló que por día el jornalero recibe una paga de Bs 100, el ayudante entre Bs 110 y 120 y el maestro de primera entre Bs 170 y 180, emolumentos que varían “un poco” en cada departamento.

“Un maestro pintor, un maestro de obra fina, un maestro cepillador de primera cobran entre Bs 140 y 150 en Cochabamba, unos Bs 160 en La Paz y entre Bs 170 y 180 en Santa Cruz”, afirmó.

“Un maestro albañil gana entre Bs 140 y 150 el jornal, un ayudante más o menos Bs 100 y un peón entre Bs 80 y 90. Los especialistas cobran la mayoría de las veces por metro cuadrado instalado”, afirmó por su parte Antonio Siles, titular de la Cámara de la Construcción de Cochabamba.

“La mano de obra en la construcción es la mejor pagada en Bolivia” respecto a otros países. El jornal “está entre Bs 180 y 220 más o menos”, indicó Arze.

La creciente inversión estatal en infraestructura y los créditos de bajo interés para la edificación de viviendas de interés social impulsaron, entre otros factores, el crecimiento del sector en los últimos años, lo que le permitió expandirse siempre por encima del avance del Producto Interno Bruto del país, una situación que, según Vargas, se mantendrá este año, pese a la desaceleración de la economía.

Este año, el Gobierno revisó a la baja dos veces la perspectiva de expansión del Producto Interno Bruto nacional, de 5,1 a 5 y a 4,7%.

“Actualmente los precios se encuentran prácticamente estabilizados y se percibe que continuarán con esta tendencia en el futuro inmediato”, sostuvo Vargas.

Los precios de los inmuebles “ahora están bajando un poco, porque si antes un departamento de 120 metros cuadrados costaba, por decir, unos $us 150.000, al momento se está vendiendo en un poco menos porque hay mucho edificio, mucha construcción”, dijo Eloy Quino, presidente de la Asociación de Propietarios de Bienes Inmuebles de La Paz (Aprobin).

“Hay una desaceleración notoria este año”, dijo a su vez Siles.

“Las empresas que hacen obras en el sector público se han visto afectadas en muchos casos por retrasos en los pagos de planillas. Eso también está afectando mucho la dinámica (en el rubro) y no hay lo que genera la construcción, que es empleo, movimiento de dinero, liquidez” y otros, apuntó.

Actores

Valerio Ayaviri

‘Las empresas no cumplen con la carga social’

“Ha ido pues incrementando (el costo de) la mano de obra en la construcción. Y eso para nosotros está bien, aunque los compañeros quieren cobrar más, pero el cliente siempre pide una rebaja.

Pero lo que sí está en contra de los trabajadores del rubro es que las empresas no van cumpliendo con la carga social de los obreros, ese es el tema”. 

Davor Vargas

‘Planteamos varios ajustes normativos’

“Para facilitar la presencia de empresas nacionales en la ejecución de proyectos (públicos) de infraestructura, planteamos varios ajustes normativos indispensables relacionados con la regulación a la participación de firmas extranjeras, reajuste de precios, garantías, temas laborales, tributarios, solución de controversias y otros”.// La Razón

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top