1 nov. 2016

Observaciones en el cumplimiento de sus funciones como ministros de Estado por gastos excesivos en sus carteras, supuestas irregularidades en la compra de bienes o un manejo deficiente en la solución de conflictos son las causas principales para las interpelaciones que se realizaron a siete ministros en un año y 10 meses de la tercera gestión de Evo Morales. La coincidencia: ninguno fue censurado y varios salieron con aplausos y vítores de apoyo.

En tanto, la oposición se queja, el oficialismo continúa respaldando los informes de los ministros de Estado, quienes sostienen a la ciudadanía que hay transparencia.

CPE

El artículo 158 de la Constitución Política del Estado (CPE), en su inciso 18, establece que la función del Legislativo es interpelar a iniciativa de cualquier asambleísta, a los ministros de Estado, individual o colectivamente, y acordar la censura por dos tercios de los miembros de la Asamblea. La interpelación podrá ser promovida por cualquiera de las Cámaras. La censura implicará la destitución de la ministra o del ministro.Siete ministros de Evo Morales interpelados y ninguna censura

La última parte de dicha norma no ocurrió en ninguno de los siete casos recientes, porque el MAS cuenta en la Asamblea Legislativa con dos tercios.

INTERPELADOS

Nemesia Achacollo, exautoridad del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, fue una de las primeras autoridades sometidas a interpelación en 2015, por el caso de corrupción de Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc). Salió con aplausos del Legislativo y actualmente se encuentra con detención preventiva dispuesta por la justicia en la cárcel de Miraflores, acusada por el mismo caso que fue interpelada y aplaudida.

Este año, una de las primeras interpelaciones fue al ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, por el presunto tráfico de influencias entre Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, y autoridades de Estado. Escándalo que se destapó dos semanas antes del referéndum constitucional del 21 de febrero, en el que se impuso el “NO” a la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), referido a la posibilidad de acceder a un nuevo período de mandato de la Presidencia del Estado.

En la oportunidad, Quintana arremetió contra los medios de comunicación independientes y periodistas, calificándoles como un “cártel de la mentira”.

Otra de las interpelaciones fue al ministro de Defensa Reimy Ferreira, por presuntas irregularidades en las Fuerzas Armadas, referentes a las varias denuncias de compras con sobreprecio, en cerca de 20 millones de dólares, consistente en maquinaria china destinada a la quebrada Empresa de Construcción del Ejército (ECE), así como por las irregularidades en la adquisiciones de inmuebles y aviones para la Fuerza Aérea Boliviana.

CASO COOPERATIVISTAS

La muerte de cinco cooperativistas mineros y del viceministro Rodolfo Illanes, así como el manejo del conflicto de parte de la Policía, mereció la interpelación de los ministros de Minería, César Navarro, y de Gobierno, Carlos Romero.

El conflicto que luego se convirtió en enfrentamientos violentos surgió por el rechazo al reconocimiento de sindicatos en las cooperativas mineras por el Gobierno, tema que explicó Navarro.

Romero, en tanto, fue interpelado por la muerte de cinco cooperativistas mineros y del viceministro Rodolfo Illanes, hechos que acontecieron en un escenario de violencia pocas veces vista en conflictos desde que el Movimiento Al Socialismo, gobierna el país.

La autoridad de Gobierno no gozó del voto de confianza de los legisladores oficialistas, pero no fue censurado.

PACO Y ARCE

Los últimos ministros en ser interpelados en el Legislativo son el de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, por el proceso de adjudicación de construcción del nuevo edificio, compra de muebles con precios altos y la licitación de alfombras de Irán e India, además de la Comunicación, Marianela Paco, por el presupuesto elevado de propaganda estatal, gozaron de la confianza de los dos tercios del Legislativo, dominado por el MAS.

DESCONTENTO

Para el expresidente Jorge Quiroga es “antidemocrático” los dos tercios que tiene el oficialismo en el Legislativo, porque están sometidos al Ejecutivo para favorecer a los ministros interpelados, en vez de ejercer su labor de fiscalización como establece la Constitución Política del Estado (CPE). “Las interpelaciones son la devaluación de la democracia”, aseguró.

Exigió al presidente Evo Morales revisar la CPE, en si artículo 12, donde se garantiza la independencia de órganos, porque con la actitud del oficialismo demuestran que el Legislativo está sometido al poder del Legislativo. “Morales está en contra de la independencia de poderes”

Quiroga criticó a las interpelaciones porque se volvieron celebraciones del oficialismo cuando son actos de fiscalización, lo cual sirve para promover la rendición de cuentas a los ministros.

CORRUPCIÓN

Para el senador de Unidad Demócrata (UD), Yerko Núñez, las interpelaciones “sirven para tapar la corrupción de los ministros” de Estado, lo cual “es una vergüenza”, refiriéndose a las ultimas interpelaciones de los ministros Paco y Arce.

“Es una pena que se eleven presupuestos para propaganda estatal, se priorice licitaciones de alfombras de Irán e India, compra de muebles lujosos y el Gobierno sostenga que no habrá segundo aguinaldo, incremento de bono a los discapacitados y se reduzca presupuesto a las gobernaciones y municipios”, señaló.

INFORMACIÓN

Por su parte, el viceministro de descolonización, Félix Cárdena, indicó que las interpelaciones sirven para informar a la ciudadanía y que el rol de los dos tercios en el Legislativo es democrático porque fueron elegidos por el voto democrático.

“Es saludable tener dos tercios en el Legislativo para las interpelaciones y ejercer la democracia, estoy seguro que la oposición haría lo mismo se estuviera en la misma situación”, manifestó.

FRASES DE MINISTROS EN EL LEGISLATIVO

Exministra Nemacia Achacollo:

Quiero decir a los medios de comunicación que todos los días me sacan la mugre, que todos los días me atacan, que los dirigentes de las organizaciones sociales son los que administran, fiscalizan, que hacen seguimientos a sus proyectos del Fondioc.

Ministro Juan Ramón Quintana:

El caso Zapata, más allá de los delitos inherentes que deben ser investigados por la Fiscalía General, este caso ha sido la coartada más ruin para atacar el proceso de cambio. Esta estrategia del descrédito apuntó fundamentalmente al 21 de febrero y detrás de esta estrategia existe y existió un objetivo político.

Ministra Marianela Paco:

Este acto de interpelación de la oposición se ha convertido en un atentado flagrante al derecho a la comunicación. No quieren que haya información, quieren evitar por todos los medios que no se informe, que no se difunda todo lo que hacemos por nuestro pueblo.// El Diario

___

“Interpelaciones muestran mala imagen gubernamental”

Las interpelaciones a ministros de Estado muestran una mala imagen del actual Gobierno porque la gente comienza a desconfiar de la administración estatal y la oposición a pesar que refuerza con la fiscalización a la administración estatal, tiene pocos resultados, según el análisis de Carlos Cordero.

El objetivo de la oposición, según el politólogo, más allá de fiscalizar la tarea de los que administran el Estado, es desgastar la imagen del Movimiento Al Socialismo (MAS) pensando en las próximas elecciones generales de 2019.

“Esta postura de la oposición será más incisiva mientras pase el tiempo, porque si se daña la imagen del Gobierno en cuando la forma de gobernar, provocan que se pierda credibilidad y eso es un cálculo político con miras a las elecciones del 2019”, aseguró.

Cordero sostuvo que los opositores tienen un cálculo político porque usan estratégicamente los conflictos de grupos sociales como los cooperativistas mineros, las personas con discapacidad, el tema del pacto fiscal, entre otros.

Para Cordero, las interpelaciones muestran le nivel de conflictividad que va creciendo entre oficialismo y oposición por los resultados del referéndum del pasado 21 de febrero donde la ciudadanía le dijo “NO” a la repostulación del presidente Evo Morales,

“Los partidos opositores ven otras oportunidades el 2019, porque es poco probable que se repostule el presidente Morales, por eso es que trabajan en fiscalizar a profundidad las interpelaciones. En tres años de producirá un cambio de gobierno en al país”, explicó el politólogo.

Sin embargo, reconoció que el MAS en el Parlamento usa estratégicamente sus dos tercios para imponer decisiones, apoyo total a los ministros de Estado cuando con interpelados, pero en contraposición, esto crea una mala imagen del Gobierno.

“Para el oficialismo las interpelaciones son una oportunidad para ratificar sus argumentos en el caso de los ministros y los legisladores de emitir votos de confianza, con la finalidad de mostrar que se hacen las cosas bien cuando son evidentes hechos de corrupción son visibles y evidentes”, señaló.// El Diario

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top