a


El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló este lunes ante la 60 sesión de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas (NNUU), en Viena, Austria, que un estudio determinó que 7 de cada 10 ciudadanos bolivianos consumen la hoja de coca ya sea de manera cotidiana o convencional.

De esa manera justificó ante la comunidad internacional, la decisión boliviana de incrementar los cultivos de coca de 12 a 22 mil hectáreas, aprobado en la reciente Ley General de la Coca que fue comentada por la autoridad, ante representantes de varios países que exigen resultados en materia de lucha contra el narcotráfico.

Recordó que en la década de los años 80, la superficie cultivada superaba las 55 mil hectáreas; en los años 90, 45 mil hectáreas y en los últimos seis años, la superficie no supera las 20.200 hectáreas de acuerdo con los datos de la UNODC en Bolivia. Pero también Bolivia cumplió el 98% de las metas trazadas en el Plan Quinquenal del último período.

Coca en BoliviaLa autoridad manifestó que la nueva ley revaloriza la hoja de coca como patrimonio cultural, el uso con fines culturales y tradicionales, pero también fija mecanismos de control y fiscalización a la producción hasta destino final, pasando todos los circuitos de comercialización, además que establece dispositivos para estudiar las propiedades para fines industrialización.

Indicó que la norma establece un máximo de superficie para las siguientes décadas y estará bajo control del Estado, complementada con la Ley de Substancias Controladas que fija “sanciones muy duras” contra los cabecillas del narcotráfico y otros involucrados en actividades del narcotráfico según diferentes grados de participación.

El ministro sostuvo que este marco jurídico, significa una reafirmación de Bolivia para asumir sus compromisos y una responsabilidad en materia de la lucha contra las drogas y el narcotráfico, respetando los convenios y tratados internacionales ratificados por el Estado.

Al inicio de su intervención, aseguró que la estrategia mundial de "guerra contra las drogas” ha fracasado, puesto que el año 2006, 208 millones de personas eran consumidores. A 2014 habían 247 millones, de los cuales casi 30 millones son consumidores problemáticos, dentro de los cuales, 1.10 millones están afectados por VHI Sida.

Aseguró que a nivel mundial, se ha incrementado el consumo y expendio pero adicionalmente los productos ilícitos se han diversificado. Sin embargo Bolivia por su lado incrementó su presencia en todo el territorio nacional, que por su ubicación geopolítica lo hace vulnerable al tránsito de drogas.

Dijo que en los últimos años, el gobierno invirtió 245 millones de dólares en helicópteros con tecnología francesa para la incorporarlos en la lucha contra el narcotráfico, 213 millones en un programa radarización para control aéreo, y 213 millones de dólares en tareas erradicación; y superó las metas de interdicción previstas en su plan quinquenal.// Erbol

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top