La mejor y más económica forma de construir un departamento es cuando el propietario se hace cargo de todo: compra los materiales, los hace llegar al lugar de la obra y paga  al contratista. En esa modalidad, el costo de un departamento de al menos  88 metros cuadrados en un barrio paceño asciende a alrededor de 23.000 dólares.

Ese presupuesto no   contempla el diseño hecho por un arquitecto que tiene un costo adicional y varía según la superficie o los requerimientos del dueño. Tampoco  toma en cuenta la supervisión de la obra, que -en este caso- se deja en manos del propietario, ni la aprobación de los planos, cuyo costo  difiere según la  jurisdicción municipal.

El arquitecto Raul Baldivieso afirmó que las construcciones "obra vendida” en las que el constructor se hace cargo incluso de la compra del material no son convenientes para una vivienda familiar. "La obra vendida se la emplea más cuando la construcción se la ejecuta para una entidad pública o empresa cuyos propietarios no tienen el tiempo suficiente para supervisar y vigilar la obra. Para erigir un departamento familiar, lo más recomendable es que el dueño se haga cargo”, recomendó.Construcción en Bolivia

Inicio del trabajo

Elegir a un contratista de confianza es un paso complicado. Quienes ya vivieron la experiencia de construir sugieren buscar a uno que además sepa de plomería e instalaciones sanitarias. 

Es mejor firmar un contrato en lugar de pagarle por "jornal” o día trabajado. Por esta segunda opción un maestro albañil llega a cobrar alrededor de 200 bolivianos diarios y un ayudante un poco más de la mitad. El principal contratiempo es que, al pagarles al día ejecutan el trabajo con lentitud. Además, el propietario debe proporcionar  madera para andamios, turriles de agua y otros.

Conviene redactar un contrato que  detalle todo el trabajo que el contratista se comprometa  a realizar para  evitar contratiempos posteriores. Además, es preferible no pagar un adelanto o si  uno se ve obligado a hacerlo, que sea un monto mínimo.

Juan Carlos Esprella, dueño de una construcción en Villa Salomé, contó que luego de pagar el adelanto al maestro albañil, éste nunca más regresó. "Vino a ch’allar la obra para que todo vaya bien, se tomó unas cervezas ese fin de semana pero el lunes no vino a trabajar. Tampoco la siguiente semana y tuve que buscarlo hasta con la Policía”, dijo. 

Antes de comprar los materiales de construcción es preferible que compare precios. Tiendas de la Ceja de El Alto son una buena opción para comprar puertas de madera, mandar a hacer las ventanas a medida, artefactos de baño y equipos eléctricos. A la larga, el costo del transporte -no incluido en la tabla  (ver infografía)- es aceptable.

En cuanto a ladrillos o estuco, se recomienda comprarlos directamente del camión distribuidor. Éstos llegan a cada zona para abastecer a las ferreterías, pero si hace el contacto de forma directa,  el costo será menor. La cerámica es mejor comprarla de tiendas distribuidoras.

Los acabados y la obra fina son importantes. Los vidrios deben ser adquiridos en las distribuidoras o importadoras. Si usted  compra  láminas y  los comerciantes las cortarán  según requiera,  le devolverán  los sobrantes.

El departamento

El cálculo fue hecho para un departamento de 88 metros cuadrados, una superficie mínima para albergar a dos dormitorios, cocina, baño, sala y comedor como se detalla en la infografía.

Para obtener un crédito de vivienda de interés social el propietario requiere tener sus documentos en orden.

  Las entidades financieras están en la obligación de otorgar este tipo de préstamo con tasas de interés de  5,5%, 6% y 6,5, según el  Decreto Supremo 1842, que reglamenta esos porcentajes  en el marco de aplicación de la nueva Ley de Servicios Financieros 393.// Página Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top