a


Un estudio internacional realizado en 22 países muestra cómo la sociedad civil vive cada vez más cuestionada y presionada.

La Evaluación Nacional del Ambiente Habilitante (ENAH) realizada a 22 países revela que en Bolivia las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) internacionales y nacionales sufren mayor presión para alinearse a los planes del Gobierno, que en el resto de los países.

La alianza global de organizaciones de la sociedad civil y activistas denominada Civicus, realizó entre 2013 y 2016 la ENAH a 22 países para analizar hasta qué punto las condiciones nacionales permiten el trabajo de la sociedad civil.Las ONG en Bolivia

Alineación obligada

El estudio observa que en muchos territorios existe cierta expectativa desde el poder de que las organizaciones de la sociedad civil (OSC), o también conocidas como ONG, deberían alinearse con los planes y prioridades establecidas por el Gobierno.

En el caso de Bolivia, la investigación afirma que con la Ley351 del 19 de marzo de 2013 sobre la personalidad jurídica, “se espera que las organizaciones de la sociedad civil se alineen con los planes de desarrollo económico y social del Gobierno y modifiquen sus estatutos para cumplir con esto. El no hacerlo es motivo para que la OSC sea disuelta y su registro anulado”.

En criterio de Civicus, estas condiciones de alineamiento para continuar funcionando, claramente comprometen la autonomía de las OSC y aumentan la potencial amenaza que podrían enfrentar.

“Este requisito de alineación es aplicado con más presión a OSC internacionales con presencia en Bolivia; en el resto de los países existe menos presión, pero no está del todo ausente”, señala el estudio.// El País Online

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top