a


M ujeres que  tienen  entre 17 y 20 años  buscan interrumpir su embarazo al argumentar su temor a ser echadas de sus casas y a "que las maten”. Esto  dicen a los doctores que atienden 10 centros de salud en los alrededores de la plaza Garita de Lima.

Este medio recorrió ayer   15 clínicas y centros de salud en las avenidas  Baptista, Tumusla, Max Paredes y Buenos Aires. En 10 informaron que la mayoría de jóvenes que buscan  interrupción del embarazo  lo hacen por temor al rechazo familiar. En dos centros dijeron que no atienden esos casos y en tres, no  respondieron a la consulta.

Los galenos que atienden esos centros señalan que reflexionan a las jóvenes  para que  cambien de parecer, pero no todas acceden.

Aborto en Bolivia  "A este centro viene al menos una (mujer)  al mes para solicitar interrumpir su embarazo, pero nosotros le decimos que no hacemos eso y más bien les informamos que la atención -a través del Seguro Integral de Salud (SIS)- es gratis. De cada 10, una acepta su maternidad   e inicia sus controles pre-natales, pero el resto dice ‘sí gracias’, y se va”, contó  Yhuly Jiménez,  del Centro Médico Hogar y Salud, ubicado en la  avenida Buenos Aires.

  Añadió que muchas de las muchachas que solicitan un aborto acuden desesperadas.

"Lastimosamente refieren que en su casa las van a matar”. Otras dicen: "Yo sé que (mis padres) me van a botar ”, o  incluso otras dicen que ya las expulsaron de sus  casas.

De acuerdo con la responsable de un centro de salud, Adriana Mamani, "algunas veces las jovencitas se hacen la prueba de embarazo  y cuando sale positivo, se ponen a llorar y en su desesperación preguntan si  también hacemos la interrupción, pero les indicamos que no”.

Aseguró que cada  día al menos tres salen positivo a la prueba de embarazo y a la semana esa misma cantidad de mujeres, de 17 a 27 años, busca el legrado.

  Reynaldo Condori, del Centro Integral de Salud de la avenida Baptista,  comentó que algunas veces también ingresan mujeres con abortos inconclusos, pero las difiere al Hospital La Paz, de la plaza Garita de Lima. "Nos han llegado esos casos, pero son muy pocos”.

La   responsable de un centro de salud de la avenida Tumusla, Roxana Gil, dijo que  las chicas saben a dónde ir. "Entre las mismas amiguitas se informan dónde pueden hacer esa práctica”, dijo. Por eso la mayoría de las veces las muchachas van acompañadas de sus amigas o solas, rara vez con su pareja o familiares.

Jiménez,  del Centro Médico Hogar y Salud,  recomendó a la población  abordar el tema del embarazo en adolescentes con los padres,  "porque si los hijos tuvieran esa confianza con los padres, y vieran que ellos los van a apoyar, no tomarían la decisión de interrumpir su embarazo”.

Centros piden mayor control de Salud

Las clínicas y centros de salud  que están ubicadas alrededor de la plaza Garita de Lima  piden que las autoridades de Salud realicen mayor control para que no sean "denominados” como lugares donde se practican abortos.

"Hemos escuchado con mucha pena que dicen que las clínicas de este sector realizan esas prácticas, no todos hacemos eso”, lamentó la facultativa de la clínica Urkupiña, Virginia Cordero.

Con ella coincidió  Jorge Zuñiga, que solicitó a las autoridades de Salud realicen mayor control a los centros de salud de esa zona.

Médicos rechazan aborto; activistas piden galenos "no objetadores”

Los médicos de Bolivia rechazan la ampliación de las causales para la interrupción del embarazo, tal como lo plantea la propuesta de Ley del Código Penal, que se  debate en la Asamblea Legislativa, porque les empujarán a cometer  "un crimen”.

En contraparte, el   Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto pide que el sistema de salud garantice  médicos "no objetadores” (de conciencia) que realicen los legrados.

"Los médicos estamos en desacuerdo con todo tipo de legislación que permita ordenar a un profesional de salud a cometer un aborto, porque de esta manera estaríamos implícitamente aceptando una situación que conllevaría a un crimen”, afirmó el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz.

Enfatizó que los médicos tienen un juramento hipocrático que guía su conducta como defensores de la vida humana desde la concepción. Afirmó que en el país  ya se practica el aborto de forma legal, pero cualquier médico puede recurrir a la objeción de conciencia para no realizar esa práctica, pero  destacó que con la propuesta de ley   estarían "obligados” a realizarlos.

La propuesta de ley indica que las mujeres podrán acceder a la interrupción de un embarazo hasta las ocho semanas, cuando las mujeres se declaren en extrema pobreza, dependan de ellas sus hijos, adultos mayores y personas con discapacidad o sean estudiantes, por única vez.

En tanto, el Pacto Nacional por la Despenalización del Aborto, que agrupa a instituciones de la sociedad civil que trabajan por los derechos humanos de las mujeres y específicamente por el derecho a decidir, ve con preocupación algunas tergiversaciones de  la propuesta de ley, como el desconocimiento al derecho a la objeción de conciencia, "lo cual es un error de interpretación”.

Aseguró que ya existe una norma del  Ministerio de Salud, en cumplimiento de la Sentencia Constitucional Plurinacional 0206/2014, en el que se reconoce que las y los proveedores de salud pueden declararse objetores de conciencia de manera individual, por tanto el Estado sólo debe garantizar que en cada  establecimiento existan galenos  "no objetores”.

El  Art. 157 parágrafo VI señala: "El sistema nacional de salud (...) no podrá negar la interrupción del embarazo ni su atención integral en los casos previstos en el parágrafo precedente alegando objeción de conciencia (…)”.

Diputada del MAS: Puede caer granizo si hay abortos

La diputada  del Movimiento Al Socialismo (MAS) Concepción Ortiz  afirmó que no está de acuerdo con el artículo 157 del proyecto de ley del Código Penal que habla sobre el aborto, y además destacó que según las creencias del mundo andino la interrupción del embarazo puede provocar granizos.

"En el campo hay una costumbre, porque donde hay aborto, el granizo se lo lleva todo. Esas son nuestras costumbres que se dan y  bueno si los proyectistas han socializado con las hermanas de las provincias, habría que ver, ¿no? En nuestra coyuntura difícil, (pedirles) a los proyectistas que se pueda socializar”, indicó la legisladora al portal  www.urgentebo.com.

Este medio quiso ahondar más sobre ese tema, pero la legisladora señaló que no quiere generar más polémica. "Salvatierra está manejando ese tema. Lo único que yo puedo decir es que no estoy de acuerdo y que deben socializar ese proyecto de ley”.// Página Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top