a


La ministra de Salud, Ariana Campero, informó hoy que 845 mujeres mueren al año en Bolivia a causa del cáncer cérvico uterino, y que por esta enfermedad el 80 por ciento de los servicios de quimioterapia en los hospitales se encuentra saturado.

"Todos los años se diagnostican 2.049 nuevos casos de cáncer cérvico uterino en el país. Tenemos una incidencia de 47 por 100.000 mujeres que contraen esta enfermedad, pero con la tasa de mortalidad más elevada (de la región) que se estima en 21 por 100.000 mujeres, es decir 845 mujeres mueren al año, lo que nos lleva al promedio de tres mujeres al día que mueren", señaló la autoridad.

Según los datos expuestos, Bolivia es el primer país en la región con la tasa más elevada de muerte por cáncer cérvico uterino. Ante esta situación, el Gobierno se apresta a iniciar la campaña de prevención contra el virus del papiloma humano, que causa esta enfermedad, que iniciará este lunes 17 de abril con la vacunación a niñas de 10 a 12 años de edad.

Cáncer de útero en Bolivia"Si nosotros tenemos una buena y adecuada estrategia de prevención y efectiva además, a mediano y largo plazo vamos a tener los resultados de esta vacuna", indicó Campero, sobre la enfermedad que congestiona los servicios oncológicos y ocupa un 80 por ciento de las camas destinadas para el total de casos de cáncer.

Señaló que en el mundo más de 200 millones de niñas ya han recibido la vacuna que inició su aplicación hace más de 10 años. "En realidad somos uno de los últimos países en incorporar la vacuna en nuestro esquema de salud", dijo.

¿Por qué solo a niñas de 10 a 12 años?

La ministra de Salud explicó que esta vacuna se aplica a este rango de edad de niñas de 10 a 12 años porque aún no han iniciado una vida sexual activa que es cuando se contrae el virus del papiloma humano. "No es lo misma aplicar a una mujer fértil de 25 a 27 años que ya ha iniciado por lo general vida sexual activa y ya ha tomado contacto con el virus", indicó.

La ministra aclaró que para esta gestión se considera a niñas de 10 a 12 años de edad, pero para el 2018 solo se tomará en cuenta a niñas de 10 años.

La vacunación en niñas se aplica para la prevención primaria. En caso de mujeres con vida sexual activa, éstas deben someterse a la prevención secundaria con las pruebas de papanicolau, que "permite hacer seguimiento si hay cambios o no en el epitelio del útero".

La vacuna será aplicada a las niñas en dos dosis. La primera será aplicada en abril que inicia el 17, y la segunda dosis en octubre. "Entre la aplicación de ambas dosis, que son necesarias, tiene que haber un intervalo de seis meses", dijo Campero.// Los Tiempos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top