a


Un beso en la boca o alrededor de ella, compartir cubiertos, una mala alimentación y el hacinamiento son los factores más comunes por los que un niño puede contraer el Helicobacter pylori, la bacteria que produce gastritis, según   un estudio  que se realizó en la ciudad de La Paz.

Cada vez se registran estos casos a más temprana edad. Hace una década  se reportaban  a partir de los  10 años, pero ahora se presentan a  los siete.

"La gastritis es  una patología más frecuente cada vez, pero no sólo en adultos, sino también en niños. El número de pacientes infantiles ha aumentado y esto es ocasionado por varios factores”, informó la gastroenteróloga pediatra, Adriana Molina, quien  presentó el estudio "Gastritis, por H. Pylori. Experiencia endoscópica en niños”, en la XIV Jornada Paceña de Pediatría.

Según su informe, de los 22 niños  que fueron registrados con dolor abdominal crónico, 16 resultaron positivo a presencia de la bacteria. El estudio se realizó  en la Caja Petrolera de Salud (CPS),  porque en el nosocomio donde ella trabaja -Hospital del Niño de tercer nivel- no tienen un endoscopio para detectar esa dolencia.

"La bacteria se transmite por varias causas, pero la más común es por el beso en la boca o a su alrededor y lo transmiten los adultos”, enfatizó la especialista.

Además, afirmó que entre las otras formas de transmisión están: el hacinamiento, el compartir cubiertos y  la baja medida higiénico-dietética. "Esto por lo general se produce en familias con bajos ingresos”, remarcó.

El Helicobacter es una bacteria    que se adquiere vía oral por el contacto con la saliva o las heces de una persona infectada.

"Una vez que se instala en el organismo puede producir gastritis, úlceras -si no se trata a tiempo- y hasta cáncer”.

La bacteria puede presentarse en el niño desde los dos años. "En la última década hemos registrado a niños de hasta siete años que reportaron la enfermedad”, reiteró sobre la presencia cada vez más prematura de la gastritis  a más temprana edad.

Un niño con esta enfermedad tiene dolor abdominal, reflujo, distensión abdominal y  presencia de gases, entre los más comunes.

"Si en la familia  los niños tienen ese tipo de problemas, es necesario que inmediatamente lo lleven al centro de salud para que le diagnostiquen la patología. "La bacteria sólo se identifica a través de una endoscopía, y en el único hospital público de tercer nivel (Hospital del Niño), no contamos con ese equipo”, lamentó la profesional.

  Si el paciente no es tratado con el medicamento apropiado, puede llegar a tener cáncer. "No se han visto muchos casos, pero se han presentado”.

Recomendó mejorar las condiciones de alimentación y el lavado de manos; es decir, fomentar los hábitos de higiene personal.

Buscan formar a emergenciólogos

La XIV Jornada Paceña de Pediatría busca que los nuevos pediatras realicen la subespecialidad de emergenciología.

"Esta especialidad es nueva en el mundo, pues se la instituye desde 2014; ahora queremos estimular a los nuevos profesionales  a que les interese esta área”, remarcó la presidenta de la Sociedad de Pediatría de La Paz, Mary Tejerina.

Explicó que en Bolivia no existen estos  profesionales con esa subespecialidad, aunque sí existe  personal capacitados en ese rubro. La última jornada de este evento es hoy.// Página Siete

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top